La actuación ejecutada en la carretera de San Vicente que se inaugura hoy no solo permitió mejorar las condiciones del tráfico y ganar en seguridad para los peatones. También se actuó en el entorno de la iglesia parroquial, con una importante mejora en cuanto a iluminación y accesos. Se hizo, indicaron en el ente provincial, para poner en valor el patrimonio cultural de San Vicente, una parroquia visitada cada año por decenas de miles de turistas. Lo que se hizo fue acondicionar el entorno del templo con adoquines y piedra, además de instalarse bolardos, plantar árboles ornamentales y mejorar la red de drenaje.