Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Por debajo de la media de Galicia y de Pontevedra

En O Salnés, el municipio con mayor renta disponible bruta por habitante es el de A Illa, con unos ingresos antes de impuestos de algo más de 15.500 euros por vecino al año. Es una cifra ligeramente superior a la de 2008, cuando según los datos del Instituto Galego de Estatística (IGE), cada isleño ingresaba 14.700 euros brutos al año.

La tónica general en los municipios arousanos es que las rentas no dejaron de subir desde 2000, hasta que esa progresión se interrumpió bruscamente desde 2008. Si se toma como referencia la comarca, los ingresos de las familias cayeron en picado ya desde 2009, y no volvieron a remontar el vuelo hasta 2014. Pero aún en 2015, que es el último año que figura en el informe del IGE, los arousanos ganaban unos 500 euros brutos menos al año que en 2008.

Y así como en A Illa la renta media bruta disponible en 2015 ya era superior a la de 2008, en los ocho municipios restantes de O Salnés ocurre lo contrario. Los arousanos tienen más dinero, pero menos que antes de empezar la crisis. A modo de ejemplo, el dato de Vilagarcía correspondiente a 2015 era de casi 12.600 euros por vecino; pero el año que la economía enfermó, se acercaba a los 13.100.

El buen dato de A Illa podría deberse a que un porcentaje muy elevado de la población depende económicamente del mar, donde la facturación de los beneficios y los gastos está perfectamente reglada.

La renta de O Salnés (12.769 euros brutos por habitante) está por debajo de la media de Galicia (13.838) y de la provincia de Pontevedra (13.203). También es inferior a la de comarcas como las de Vigo (14.429 euros) o Pontevedra (14.151), con un mayor peso de la industria y un mayor número de funcionarios públicos.

Compartir el artículo

stats