DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La junta general de Carril se fractura por su apoyo a la asociación de Rañeiros

Exigen al patrón mayor que permita a los mariscadores que así lo soliciten cumplir con los requisitos que se les marcan desde el colectivo

José Luis Villanueva es el patrón mayor de Carril. // Iñaki Abella

José Luis Villanueva es el patrón mayor de Carril. // Iñaki Abella

La fractura que existe en la Cofradía de Carril, en Vilagarcía de Arousa, vivió ayer un nuevo capítulo. En esta ocasión, la fractura ha alcanzado a la junta general, donde once integrantes de la misma (10 mariscadores y un parquista) han presentado un escrito exigiendo que se permita a los mariscadores de Carril cumplir con los requisitos que marca la Asociación de Rañeiros para trabajar en el libre marisqueo.

Los integrantes de la junta general que respaldan esta medida explican que la Asociación de Rañeiros es la que ahora gestiona un plan específico para las zonas de libre marisqueo de Lombos do Ulla, Bohído y Cabío, estableciendo un punto de control por el que deben pasar todos los que van a faenar a esas zonas. Sin embargo, el patrón mayor de la Cofradía de Carril, José Luis Villanueva, siempre se ha mostrado reacio a participar, "decidiendo no entrar en la asociación". Desde el colectivo recuerdan que "son públicas y notorias las dificultades y trabas múltiples que el patrón mayor está poniendo a aquellos socios de la Cofradía que, en su derecho a desarrollar su actividad marisquera a flote en esas zonas, desean acudir a faenar a ellas, impidiéndoles cumplir con las obligaciones que establece ese plan e, incluso, participar en el mismo".

Por eso reclaman que la Cofradía ofrezca la autorización necesaria para faenar en las zonas de libre marisqueo que gestiona la asociación de Rañeiros. Insisten en que esa autorización deberá concederse "en todos sus términos y especialmente en lo relativo a los puntos de control que establece dicho plan de Explotación y en el abono de los porcentajes de las ventas fijados en el mismo para cada mariscador que así lo solicite".

En caso de no ser así, los reclamantes indican que la responsabilidad "es del patrón mayor y de los vocales que apoyan en sus decisiones", algo que se comunicará en la próxima reunión que se celebre.

Compartir el artículo

stats