La remodelación y humanización del barrio de Os Duráns, en Vilagarcía de Arousa, comenzará en breve con la primera de las actuaciones proyectadas por el propio Concello, la mejora de la accesibilidad en la calle Os Duráns, que da su nombre al barrio. La junta local de gobierno acordó ayer adjudicar la obra a la empresa Bespi Construcciones por un importe de casi 47.000 euros. La actuación se financiará con fondos del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra. La actuación prevé ensanchar una de las aceras con el objeto de aportar comodidad a los peatones, especialmente para los que tengan problemas de movilidad, y permitir el paso y acceso de sillas de ruedas o carros de bebés. También se eliminarán las barreras arquitectónicas y se mejorarán las redes de agua y saneamiento.

En la junta de gobierno también se aprobó el nombramiento de la dirección de obra, que correrá a cargo del arquitecto municipal, Juan José Rodríguez Cuíña, por lo que los trabajos comenzarán tan pronto como la empresa presente toda la documentación y se proceda a la firma del contrato. El proyecto afectará a la calle Os Duráns, el principal acceso al barrio desde la plaza Xoán XXIII. El principal problema que existe actualmente en esta calle es la estrechez de sus aceras. Así, la que se encuentra en peor situación es la que sube por el margen izquierdo de la calzada, que en algunos puntos, apenas supera el medio metro de ancho y presenta numerosos desniveles que representan una importante barrera arquitectónica para personas con movilidad reducida.

Las dimensiones de la calzada impiden ensanchar ambas aceras, por lo que se opta por ampliar la que presenta mayores facilidades y menos desniveles, es decir, la que sube desde Xoán XXIII por el margen derecho de la calzada.

Tras los trabajos, la acera dispondrá de tres metros de ancho en el tramo comprendido entre su nacimiento en Xoán XXIII hasta el cruce con Eduardo Pondal. Para esto, será preciso eliminar una de las líneas de estacionamiento. Pese a ello, el barrio no perderá capacidad de aparcamiento gracias a que, hace unos meses, el Concello abrió un estacionamiento público y gratuito al final de la calle Aquilino Iglesias Alvariño, con lo que el saldo resulta, incluso, positivo.

Una vez finalizada la actuación, el ejecutivo de Alberto Varela tiene previsto continuar con la mejora estética y de accesibilidad en Os Duráns. El plan de regeneración urbana del barrio continuará con la humanización del primer tramo de la calle Aquilino Iglesias Alvariño, que también sufrirá una importante mejora estética en un futuro no muy lejano.