La comunidad de montes vecinales en mano común de San Vicente de O Grove anuncia con orgullo que la familia de vacas cachenas que pasta en sus propiedades sigue creciendo. Esta mañana nació un nuevo ejemplar de esta especie autóctona que, como se explicó en otras ocasiones, se mueve como pez en el agua en los montes mecos.

Originaria del área montañosa de la zona de O Xurés (Ourense) y los montes limítrofes con el Parque Nacional de Peneda-Geres (Portugal), esta especie se han adaptado perfectamente al terreno de O Grove al que llegó en marzo de 2013. Como se explicaba hace unos días los comuneros se ocupan de mimarlas, pues aunque viven en libertad deben mantener en buen estado el espacio cubierto en el que se refugian estos animales en caso de mal tiempo, además de aportarles alimentación extra como hierba, paja y espigas de maíz procedentes de diferentes fincas de la parroquia.