La draga contratada por la Confraría de Pescadores San Martiño para realizar trabajos de regeneración en los bancos marisqueros situados entre A Toxa y la costa de Canbados, Meaño y Sanxenxo intensifica sus labores.

Ayer, aprovechando la pleamar, se centraba en el espacio comprendido entre el Gran Hotel La Toja, el puerto deportivo y el Beach Club de la propia isla grovense.

Se trata de realizar tareas de mantenimiento en los bancos más productivos y de recuperar aquellos que generen menor cantidad de bivalvos de la que sería deseable.

Y son muchas las zonas de producción existentes en los alrededores de A Toxa, tanto para marisqueo a pie como para marisqueo a flote. Es el caso de Saíñas, Rego do Sol, Teixeira, Correlo, Vía de Abaixo, San Bastián, Piscina, Hotel, Punta Cabreira, Casa da Toxa, Canle da Toxa, Lombo do Hotel, Lombo do Medio y Lombo das Ostras.