Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los salesianos, de Amancio Prada a Montserrat Caballé

El colegio de Castrelo celebra el día de San Juan Bosco con una misa, deporte y música

Un momento de la velada musical en el colegio salesiano, que siguió a la comida. // Noé Parga

Un momento de la velada musical en el colegio salesiano, que siguió a la comida. // Noé Parga

Tal día como ayer de hace 55 años se bendecía el edificio central de lo que hoy es el colegio de los salesianos, en Castrelo. Un centro que hace medio siglo acogía a sus primeros alumnos del Bachillerato, puesto que hasta entonces había funcionado como seminario. Y uno de sus primeros alumnos de aquella época fue el cantautor leonés Amancio Prada. "Aquí fue donde aprendió y donde se enamoró de la lengua gallega", cuenta el director de la obra salesiana de Castrelo, José Rodríguez.

El nombre de Prada siempre sale a relucir cuando se habla de los salesianos de Cambados, no solo por la grandeza de su figura, sino también porque para esta congregación religiosa nacida en Italia a mediados del siglo XIX, la música es un elemento vital en la educación de los jóvenes.

Así volvió a salir a relucir ayer, cuando los salesianos celebraron la festividad de su patrono, San Juan Bosco. La primera actividad fue una misa, a la que sucedieron diferentes actividades deportivas. Tras la comida, tiene lugar un festival de música, que concluiría con una actividad organizada por dos profesores y en la que participaron todos los alumnos del centro. Todos ellos subieron al escenario, y cantaron juntos el "Barcelona" que Montserrat Caballé y Freddie Mercury interpretaron juntos en las Olimpiadas de 1992.

Un tema que se puso de actualidad en los últimos tiempos tras la muerte de Caballé, en octubre pasado, y por el estreno en verano de la película "Bohemian rhapsody", que es una celebración del grupo Queen. "La música es algo que atrae mucho a los jóvenes, y si para los salesianos es algo muy importante, aquí en O Salnés todavía más", plantea José Rodríguez.

A modo de ejemplo, recuerda que la parroquia de Castrelo tiene la segunda banda de música más antigua de Galicia, y que de los salesianos, "salieron muchos chicos que terminaron tocando en orquestas filarmónicas".

Más de 150 años de historia

San Juan Bosco fue un sacerdote italiano de mediados del siglo XIX, que al ver la durísima situación de los niños y adolescentes del rural, obligados a emigrar a las ciudades donde encontraban empleos mal pagados en la industria, decidió crear escuelas de formación profesional. En ellas se les enseñaba un oficio y se les ponía música para alegrarles.

La congregación de los Salesianos se fundó en 1858, y la educación fue siempre su principal preocupación. Llegó a España en la década de los 80 del siglo XIX, con la creación de una escuela en Sevilla, y la primera de Galicia se fundó en Vigo en 1896. A Cambados llegaron en 1947.

Los primeros alumnos externos llegaron al colegio salesiano en el curso 1969-70. Fue en una época en la que los seminarios eran la única alternativa que tenían las familias humildes para que sus hijos pudiesen seguir estudiando. "En aquella época solo había institutos en las ciudades. Si un joven del rural o de un pueblo pequeño quería hacer el Bachillerato tenía que contar con que sus padres pudiesen pagarle la estancia fuera. Y eso no siempre era posible. Gracias a colegios como el de los salesianos, muchos jóvenes de familias humildes pudieron estudiar", explica José Rodríguez. Pero los tiempos fueron cambiando. En 1997, el centro admitió a las primeras alumnas. Y poco después, desapareció el seminario y se implantó la ESO.

Compartir el artículo

stats