Los trabajadores de las seis ambulancias que operan en el área de Caldas-O Salnés se concentraron durante la mañana de ayer ante el servicio de Urgencias del Hospital Comarcal para protestar por la intención de la patronal de reducirles el salario un 10% para cuadrar las cuentas de la explotación del servicio que cada año la Xunta de Galicia, a través del 061, licita a la baja.

El problema no es exclusivo de la plantilla de técnicos sanitarios que operan en las ambulancias de la comarca, sino que se extiende a toda Galicia, por lo que las movilizaciones se repitieron durante toda la mañana en el resto de los centros hospitalarios de la comunidad autónoma.

Los delegados sindicales de los trabajadores de ambulancias denuncian que llevan tres años intentando negociar un convenio colectivo, que tienen congelados los salarios, pero que la única respuesta de la patronal es la reducción del 10% en los sueldos. Como los tres sindicatos, CIG, CC.OO y UGT rechazaron esta propuesta, se rompieron las negociaciones y la patronal amenaza con dejar de pagarles a partir del 31 de marzo. Como la situación no se resuelva, están abocados a una huelga convocada del 4 al 11 de febrero.

Los sindicalistas denuncian que el reparto de los concursos públicos sin tener en cuenta el coste real del servicio no solo afecta a los salarios de la plantilla, sino también al estado de las ambulancias debido a que en algunas unidades llueve dentro, están deterioradas y no se reparan y tampoco se están cumpliendo de forma adecuada las normas de limpieza y desinfección de bases y unidades móviles.

Los delegados señalaron que los trabajadores ya tienen por convenio un número importante de trabajo de horas al año, pero generalmente son superadas. Indican que en algunas empresas el personal hace más de 50 horas extras al mes sin cobrarlas o mal pagadas, y no se respetan los descansos ni las vacaciones reglamentarias.

La huelga convocada a partir de la semana próxima afectará especialmente a los servicios programados de traslados de pacientes, ya que en las urgencias y tratamientos de enfermos oncológicos o con diálisis los servicios mínimos son del 100%.