Al filo de las once de la noche la rotonda de San Simón que une los municipios de Vilagarcía, Caldas y Vilanova registró un aparatoso accidente de tráfico en el que se vieron implicados dos turismos que acabaron empotrados contra una vivienda.

Pese a la brutalidad de la colisión, el conductor de uno de los vehículos resultó ileso, mientras que la mujer que conducía el otro turismo tuvo que ser evacuada al Hospital do Salnés con heridas de diversa consideración, aunque estaba consciente y no se temía por su vida, precisan fuentes del operativo. Se trata de una conductora de 38 años de edad.

Ella conducía un Ford Focus granate con más de diez años de antigüedad y el hombre, de edad avanzada, un BMW oscuro, más nuevo. El accidente se produjo en la salida de la rotonda hacia Caldas. Por razones que se desconocen, sendos vehículos colisionaron y acabaron encajonados entre el muro de una propiedad y la casa. Uno de ellos, en el que viajaba la mujer de 38 años, volcó por completo, por lo que la ocupante tuvo que ser excarcelada.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Guardia Civil de Tráfico, de Bombeiros do Salnés, del Servizo Municipal de Emerxencias e Protección Civil de Vilagarcía, de la Policía Local del municipio y del 061.

Antes de que ocurriese este accidente de tráfico en la transitada rotonda de San Simón, por la tarde Emerxencias de Vilagarcía fue movilizada por un aviso de que salía humo del Balneario de la Playa Compostela. Al final todo se quedó en una falsa alarma.