"Sin ayudas de la Consellería do Mar para financiar la vigilancia y la asistencia técnica de los bancos de libre marisqueo es imposible que las cofradías podamos hacernos cargo de ello". Así de contundente se mostraba ayer el patrón mayor de Rianxo, Miguel Ángel Iglesias, al asegurar que las cofradías que integran la asociación de Rañeiros de la ría de Arousa no tienen la capacidad económica suficiente para financiar la contratación de "toda la vigilancia que se necesita para el control de esos bancos marisqueros".

Iglesias apunta que la Consellería do Mar "nos ha denegado la ayuda para la vigilancia, es cierto que todavía se encuentra en fase de alegaciones, que presentaremos, pero sin ese dinero, vamos a tener que replantearnos el hacernos cargo de la gestión del libre marisqueo, aplazándolo a un año vista, hasta 2020". Esta circunstancia se debatirá hoy, a partir de las 20.00 horas, en una reunión que van a mantener las seis cofradías que respaldan a la asociación de Rañeiros (A Illa, O Grove, Rianxo, Cambados, Vilanova y A Pobra), pero "es muy probable que decidamos aplazar un año esa gestión porque comenzar sin vigilancia y sin el respaldo económico de la Consellería resultaría totalmente imposible, por lo menos para esta Cofradía, que no contaría con el personal suficiente para cubrir todos los kilómetros cuadrados de sus concesiones y de un banco como Os Lombos do Ulla", indica Iglesias.

Lo que tiene claro el patrón mayor de Rianxo es que "yo no me voy a hacer responsable del control de un banco marisquero como Os Lombos sin poder garantizar la vigilancia del mismo en horario nocturno o durante los controles, por eso vamos a plantear si seguimos adelante con esta propuesta o la aplazamos a un año vista".

La situación se ve agravada para la Cofradía de Rianxo, a la que tampoco le han aprobado su solicitud de ayudas para la vigilancia de sus bancos marisqueros por lo que "no puedo poner en riesgo la estabilidad económica de mi cofradía para vigilar un bien común, por eso debemos analizar si llevamos adelante en 2019 lo que solicitamos o lo aplazamos un año más".

La asociación Rañeiros ría de Arousa nació con el objetivo de gestionar de forma autónoma los bancos del libre marisqueo, al considerar que no existe un proyecto de futuro adecuado para ellos pese a nutrir económicamente a gran parte de la ría de Arousa.

Baste recordar que entre sus objetivos fundacionales está optimizar la explotación extractiva de los bancos de libre marisqueo "bajo la fórmula de la cogestión sostenible, responsable y directa de los recursos, convirtiéndose en un instrumento ágil y eficaz para la defensa de los profesionales del sector".

Buscará "una optimización consensuada de la explotación extractiva y un mayor rendimiento biológico y económico de los bancos de libre marisqueo", explican sus fundadores.