Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Raleo preventivo en A Toxa

Los operarios municipales cortan ramas de los árboles que han crecido de forma desmesurada antes de llegar los temporales

Retirada de ramas de un eucalipto en el Monte Central. // FdV

Retirada de ramas de un eucalipto en el Monte Central. // FdV

El alcalde de O Grove José Antonio Cacabelos tiene muy presente la sentencia "más vale prevenir, que curar" y con la entrada del invierno caba de ordenar a la brigada de Jardines que efectúe una efectiva poda de ramas en la parcela municipal que pertenece al Concello de O Grove en el Monte Central de A Toxa.

La decisión tiene carácter urgente para anticiparse a los efectos de futuros temporales en los próximos tres meses; de ahí que se proceda al saneamiento de la finca para evitar riesgos futuros.

Los operarios se afanan en estos días en aligerar las ramas de varios eucaliptos, alguno de ellos centenario, para que no supongan un peligro potencial para los usuarios del parque.

La acción se acomete con la idea de rebajar el volumen de la vegetación sobre todo en árboles de enorme porte, cuyas ramas tienen un peso suficiente para herir, como mínimo, a los ciudadanos que se encuentren en ese entorno en un día que arrecie el viento.

El raleo ordenado por el Concello también influye en una mejora de la zona pública, uno de los espacios verdes de mayor importancia medioambiental en el municipio grovense.

Recientemente, la comunidad de montes,anunció mejoras en este entorno, al considerar que este pulmón de la localidad precisa atención de los propietarios para evitar que se convierta en una zona asilvestrada, con la consiguiente degradación de uno de los espacios turísticos más emblemáticos de Galicia.

Pero la actuación preventiva se dirige sobre todo a evitar accidentes con ocasión de los temporales que sucedan este invierno. La retirada de ramas puede reducir el riesgo de desplome de algunos ejemplares de mayores dimensiones y que han crecido de forma desmesurada en los últimos años.

Con todo, cuando hay avisos por contratiempos meteorológicos importantes, los Ayuntamientos suelen adoptar medidas drásticas e impiden el paso a zonas arboladas con advertencias a los ciudadanos para que no se adentren en ellos.

Cabe recordar que tanto el mes de diciembre como el de enero son los mejores para proceder a la poda de ramas y saneamiento de la vegetación, pues los meses fríos son los aconsejables para este tipo de tareas a la hora de proteger los distintos ejemplare. De ahí que en muchas fincas, sobre todo viñedos, los propietarios lleven a cabo en estas semanas las labores de poda imprescindibles.

Compartir el artículo

stats