Conocer el rendimiento de los bancos de libre marisqueo de la ría de Arousa es uno de los objetivos de la Consellería do Mar, que ha puesto en marcha un proceso selectivo para la contratación de personal laboral para acometer todo tipo de acciones tendentes a conocer el estado de estas zonas. Los técnicos trabajarán en las dependencias del Centro de Investigacións Mariñas (CIMA), situado en el lugar de Corón, Vilanova de Arousa, donde se encuentra una de las instalaciones de referencia más importantes del sector. Desde la Consellería do Mar reconocían ayer que el gran objetivo que se persigue con la contratación de este personal es "continuar con el seguimiento de los bancos marisqueros de la ría de Arousa y ampliarlo a otros de todo el litoral de Galicia". En esta ría, donde se encuentran los más importantes, bancos como O Bohído y Os Lombos do Ulla, la asociación de Rañeiros pasará a gestionarlos a partir del próximo 1 de enero, aunque la tutela de los mismos continuará en manos de la Consellería. Es por ello que la contratación del personal tiene tres objetivos fundamentales: adquirir un mejor conocimiento de la dinámica de poblaciones en cada área; ver el comportamiento reproductivo de cada especie; y estimar la disponibilidad del recurso extraíble con anterioridad al comienzo de las campañas marisqueras. El personal, que se asentará en el CIMA de Corón, se centrará en analizar la situación del recurso y en hacer un seguimiento "científico-técnico de la explotación de estas zonas, tan importantes para el sector". La importancia del libre marisqueo es crucial para el sector, ya que supone un importante porcentaje de los ingresos de cada mariscador durante el año. No en vano, la faena suele concentrarse entre los meses de octubre y marzo, seis meses en los que cientos de embarcaciones se juegan su futuro.