Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calidad y buen servicio, claves para el alquiler

Calidad y buen servicio son las claves para que las viviendas turísticas se adapten a las escalonadas exigencias de los inquilinos que buscan un confort similar al que tienen en sus propias residencias por lo que la demanda tipo pasa por un apartamento de dos habitaciones, dos baños y cocina, con mucha luminosidad, garaje y wifi gratis, entre otras comodidades.

Por ello, el propietario tendrá que fijarse con el máximo detenimiento en su mercado potencial y, sobre todo saber exhibir la vivienda que pone en alquiler. "En la jornada del sábado, el sector tenía mucho interés en saber cosas tan básicas como qué fotografías exponer en portales de internet para convencer al potencial viajero". Diana Aguín les aconseja ofrecer todos los datos posibles con una imagen de cada una de las estancias, de la terraza o piscina si tiene, de las vistas desde la casa e incluso del entorno, para que el cliente sepa lo que se va a encontrar al llegar.

Pero a la vez se les recomendó ofrecer espacios modernos y con una decoración poco o nada cargada. "Hay que ofrecer estancias cómodas, en las que no hacen falta muchos muebles pero si de buena calidad", explica.

El cliente también es muy agradecido cuando tiene una buena recepción por lo que un detalle de bienvenida suele dar muy buenos resultados a la larga. A ello hay que añadir una "buena limpieza, que la casa esté bien ventilada y que las condiciones de habitabilidad sean las más adecuadas", expone en líneas generales.

El sector está especialmente expuesto y "las valoraciones están en internet al alcance de todos los usuarios", por lo que guardar estos consejos son fundamentales para que este negocio turístico continúe en auge.

Se trata de una apuesta imprescindible para el sector turístico pues complementa la insuficiente oferta de alojamiento existente en Galicia.

De las 2.053 viviendas de O Salnés, 1.495 se encuentran en el concello de Sanxenxo; 244 en O Grove; 84 en Vilagarcía; 81 en A Illa de Arousa; 65 en Vilanova de Arousa; 40 en Cambados; 16 en Meaño; 14 en Meis; 11 en Ribadumia y solo tres en Catoira.

A esta oferta hay que sumar los hoteles, hostales, pensiones, cámping y segundas viviendas de particulares que optan por vacaciones fijas en la comarca.

Compartir el artículo

stats