Un auténtico "paripé". Así definió ayer Gonzalo Durán, presidente de la Mancomunidade, el bloqueo al que le ha sometido el PSOE comarcal tras llamar "chacha para todo del anciano Caballero" a Carmela Silva. Ante los alumnos del Obradoiro de Emprego Empregasalnés IV, Durán arremetió contra el alcalde de O Grove, José Antonio Cacabelos, dirigente socialista que se ha destacado en las críticas contra Durán. Para ello utilizó lo ocurrido esta semana con la firma del convenio por el programa Red.es, que tenía que firmar Durán para que puedan participar en él los municipios de O Grove y Sanxenxo.

"Le remitimos un escrito preguntándole que era lo que hacíamos y la respuesta de Cacabelos demuestra que el bloqueo es un acto hacia la galería, ya que explicó a representantes de la Mancomunidade que continuar adelante con ese proyecto no tenía nada que ver con el bloqueo y que debía firmarlo", explicaba un sorprendido Durán.

Al vilanovés no solo le sorprende que le emplace a firmar, pese a las duras críticas que vertió contra él, sino que "ni siquiera se digne a aparecer en un pleno para aprobar la solicitud que permitirá a O Grove disfrutar de una subvención de 500.000 euros que estuvo a punto de perder". Insiste en que "el alcalde de O Grove no me quiere de presidente, pero sí quiere que trabaje para él, es algo que resulta muy curioso".

En el lado contrario a la actitud que muestra Cacabelos con respecto a la Mancomunidade, Durán situó a la representante del PP por ese municipio, Alejandra Lamas, que no solo apoyó con su firma la aprobación de este convenio que otorga medio millón de euros a O Grove, sino que "es la segunda vez que me quedo sola defendiendo a mi Concello". La ocasión anterior a la que se refiere Lamas se remonta al inicio del mandato, cuando la Escola de Hostelería comarcal se trasladó a Sanxenxo y dejó el municipio meco, "donde prácticamente me quedé sola en la votación de rechazo a esa posibilidad". Lamas arremetió contra Cacabelos, al que acusó de perder, de manera constante, "subvenciones mientras le echa la culpa de todo ello a los demás".

Durán estampó su firma en el convenio que permitirá a O Grove disfrutar de esa subvención justo antes de entregar los diplomas a la veintena de alumnos que participaron en un programa de formación que destaca por su alto nivel de integración laboral.