El alcalde socialista de O Grove, José Cacabelos Rico, se alinea sin fisuras con la Diputación de Pontevedra y la aplicación del plan Revitaliza. Lo hace con tal firmeza que proclama: "Ya no hay marcha atrás con el compostaje".

Empleando esa misma rotundidad el regidor llega a decir que "por fin abrimos los ojos, pues no se puede estar gastando dinero en recursos inútiles como los derivados del transporte de la basura -a la planta de tratamiento- y de lo que supone quemarla".

César Mosquera, el vicepresidente de la Diputación de Pontevedra, agradece ese "entusiasmo y determinación" de José Cacabelos en el momento de apostar por el compostaje, ofreciendo a O Grove todo el apoyo del ente provincial en esta materia.

El mecanismo con el que canalizar ese compromiso con el compostaje es, precisamente, el programa Revitaliza, para cuyo desarrollo se firmó ya un convenio de colaboración entre las dos partes aludidas y la asociación Amigos da Terra, presidida por Raquel Fernández.

También ella abundó en la trascendencia del Revitaliza, explicando que "ya era hora de que las Administraciones se lanzaran a poner en marcha un modelo global como este después de ver los resultados de los proyectos piloto".