Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portos proyecta un embarcadero en el Ulla para que amarren los barcos turísticos

El gobierno de Valga pretende habilitar el puerto sobre las ruinas de un viejo muelle

La zona en la que se proyecta el puerto para catamaranes. FdV

El gobierno conservador de Valga está empeñado en reforzar la proyección turística de la localidad y en explotar al máximo tanto el Camiño Portugués como la Ruta Xacobea do Mar de Arousa e Ulla. El siguiente paso es construir un embarcadero para facilitar la llegada y amarre de los barcos de pasaje que suelen remontar el río desde O Grove y otros puertos arousanos.

Para hacer realidad esta idea cuenta con el respaldo de Portos de Galicia, que con el Concello propone la rehabilitación de una vieja estructura portuaria para garantizar un flujo de visitantes por vía marítima y fluvial. Conseguirlo pasa por ejecutar un proyecto que contempla el acondicionamiento del entorno terrestre con pavimento de adoquín y la mejora de un acceso por carretera.

42 metros de largo

Ya en la lámina de agua se contempla la instalación de un pantalán de 42 metros de largo con pavimento de madera y barandilla da cero inoxidable.

Según consta en el proyecto de Portos y como destaca el gobierno local, al final de ese pantalán se instalará una plataforma flotante de 24 metros de largo y tres de ancho que será la superficie encargada de recibir y despedir a los viajeros.

La intención del ejecutivo dirigido por el conservador José María Bello Maneiro es aprobar este proyecto en el pleno del lunes. Y así se hará, por lo que de inmediato se pedirá permiso a Costas del Estado para que Portos pueda instalar el pantalán.

Se trata, cabe explicar, de habilitar este embarcadero en la parroquia de Campaña, y más concretamente sobre las ruinas de un viejo muelle, antaño empleado para cargar arcilla y las piezas de cerámica elaboradas en la fábrica Novo y Sierra.

500.000 euros para obras

En esa misma sesión plenaria se dará cuenta de la liquidación del presupuesto municipal de 2017, que arroja un remanente de tesorería de más de 500.000 euros.

De este modo, explica el alcalde, "como nuestro Concello cumple con todas las normativas impuestas por el Ministerio de Hacienda, podremos destinar ese dinero a obras, servicios o las actuaciones que creamos convenientes".

Compartir el artículo

stats