Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos empresas explotarán los faros de Corrubedo y de Lariño para uso hotelero

La Autoridad Portuaria acuerda la adjudicación de ambas instalaciones -La concesión se materializará cuando culmine el proceso que incluye un acuerdo del Consejo de Ministros

La reunión del consejo de administración del Puerto celebrada ayer. // Noé Parga

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Vilagarcía de Arousa acordó en su sesión de ayer la adjudicación a dos empresas de los concursos convocados para el aprovechamiento del potencial turístico de los faros de Corrubedo, en Ribeira, y de Punta Ínsua, en la parroquia de Lariño, en Carnota. En ambos casos la propuesta es la explotación para uso hotelero.

El acuerdo de la Autoridad Portuaria es el inicio de una compleja tramitación administrativa ya que para que se pueda formalizar la concesión de ambas instalaciones habrá un largo proceso. En primer lugar se someterán a exposición pública los proyectos y se cursará solicitud de informes a las administraciones públicas. Posteriormente deberá obtener el visto bueno de Puertos del Estado, que elaborará un informe preceptivo para la remisión del expediente al Ministerio de Fomento y éste, a su vez, lo elevará al Consejo de Ministros. Una vez superados todos estos trámites la Autoridad Portuaria podrá continuar con el procedimiento para otorgar las concesiones. Cabe destacar que la iniciativa de explotación turística de estas instalaciones se enmarca en el proyecto Faros de España, promovido por el propio Ministerio.

En el concurso del faro de Corrubedo concurrieron dos empresas y la adjudicataria es Rianxo Xestións de Proxectos. Su propuesta prevé la creación de un hotel con restaurante y cafetería. El restaurante y la recepción estarán ubicados en el edificio principal del faro. En cuanto al hotel, contará con un total de 11 habitaciones, repartidas en dos construcciones auxiliares del complejo del faro. Una cuarta construcción dentro de este recinto se habilitará como cafetería-heladería.

Según la propuesta, los diferentes edificios serán objeto de una intervención de restauración y conservación de sus características originales. El proyecto prevé la habilitación entre las edificaciones de itinerarios peatonales construidos en listones de madera, realizando una mínima intervención sobre el paisaje para preservar su estado natural, salvo la instalación de iluminación exterior a nivel del suelo.

La empresa adjudicataria oferta una reducción sobre el plazo máximo de concesión inicialmente autorizado quedando este establecido en 25 años.

Al concurso del faro de Punta Ínsua se presentó un único proyecto a cargo de la firma Faro de Lariño. Esta iniciativa plantea un hotel de 10 habitaciones que ocupará la práctica totalidad de la superficie del faro, salvo el área reservada para el servicio de ayudas a la navegación. La oferta de Faro de Lariño se completa con un bar-taberna que se ubicará en el antiguo garaje. El plazo por el que se otorgará la concesión será de 30 años, que es el máximo establecido en las bases. Los promotores del proyecto ya gestionan de la misma forma el Semáforo de Fisterra, y apuestan por la creación de una marca paraguas que agrupe los dos establecimientos.

Tráficos portuarios

En el consejo de administración de ayer la presidenta, Sagrario Franco, dio cuenta a los consejeros del total de mercancías movidas hasta ayer de 190.000 toneladas, 35.000 más que en el mismo período del año pasado.

La mayor parte de los productos, 90.000 toneladas, corresponden a la mercancía general. Le siguen en el ranking los graneles sólidos con 71.500 toneladas y los graneles líquidos con 30.500 toneladas.

Compartir el artículo

stats