Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El barrio de As Carolinas se sumerge en una reordenación con el nuevo hipermercado

La fachada de la finca se retranquea, lo que permite ampliar la acera y habilitar un tercer carril en la transitada avenida - Se abrió un nuevo vial y la gasolinera está en construcción

La actividad en la finca está siendo intensa. // Iñaki Abella

La imagen que actualmente ofrece la transitada avenida de As Carolinas -el principal acceso a Vilagarcía desde Pontevedra- nada tiene que ver con la de unos meses atrás. Y ello se debe en gran medida al hipermercado de 4.000 metros cuadrados que Alcampo está construyendo en la antigua finca de Megasa, a lo que hay que sumar la recuperación del edificio de la antigua clínica Monte Xiabre como geriátrico, cuyas obras exteriores aparentan haber finalizado.

En lo que respecta al hipermercado, se erige sobre una parcela de 20.000 metros cuadrados anexa a otra en la que funciona Lidl y, al otro lado de la calle, Dia. Por tanto la apertura de Alcampo ayudará a As Carolinas a consolidarse como un nuevo foco comercial en Vilagarcía. Hay que tener en cuenta que en otra finca muy cercana -junto a la rotonda de Larsa- una empresa promueve un área comercial de 2.260 metros cuadrados y una única planta, si bien la tramitación todavía se encuentra en una fase inicial, con el estudio de detalle aprobado en el mes de julio.

La construcción del Alcampo sumerge al barrio vilagarciano de As Carolinas en una reordenación. Prueba de ello es el cambio que está a punto de experimentar la propia avenida, que se ensanchará para ampliar la acera y habilitar un tercer carril de circulación que servirá para que los automóviles que entran en Vilagarcía accedan al hipermercado. De este modo se pretende minimizar el impacto sobre el tráfico que puede tener la apertura de un gran establecimiento en unos de los principales accesos a la ciudad por el que cada día circulan miles de vehículos. Actualmente los Alcampo más próximos a O Salnés se encuentran en Santiago y Vigo.

Al igual que en el Alcampo vigués de la avenida de Madrid, el de Vilagarcía también tendrá gasolinera. Ya está en proceso de construcción y se ubica en la parte trasera de la superficie comercial, con acceso desde un nuevo vial que se ha construido -pero aún no está abierto-.

Además de la estación de servicio y del retranqueo de la fachada principal de la parcela -la que da a la avenida de As Carolinas-, se demolieron todas las viejas naves de Megasa -y también el cierre perimetral- para levantar una edificación de color beige en la que funcionará el hipermercado y que desde hace unos días luce un distintivo de grandes dimensiones del gigante empresarial francés.

La actividad estos días es intensa en la parcela, donde se observan decenas de operarios realizando distintos trabajos, como por ejemplo instalando las canalizaciones subterráneas de los suministros o explanando el terreno que rodea el inmueble comercial para construir más de 300 plazas de aparcamiento.

Híper sin tiendas

Aunque en un principio la empresa gala proyectaba un centro comercial de 5.000 metros cuadrados que incluía el hipermercado y 854 m2 de tiendas adyacentes al estilo de los "mall", la suspensión de licencias aprobada por el pleno de Vilagarcía obligó a la firma a modificar el proyecto y eliminar los locales, manteniendo únicamente el hipermercado.

Ese veto a los centros comerciales expiró transcurrido un año sin que el nuevo PXOM se aprobase inicialmente, si bien Alcampo optó por no realizar nuevos cambios y conservar el híper. El nuevo Plan Xeral volverá a incluir la prohibición de construir nuevos centros comerciales en la ciudad.

Compartir el artículo

stats