Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diego Riveiro: "Una idea no vale de nada si no tienes el impulso para crearla"

Su proyecto es uno de los ganadores de los Premios Emprende VGA Concello de Vilagarcía

Diego Riveiro, creador de Star-TCase, con algunos de sus prototipos. // Noé Parga

Quedarse sin batería en el móvil y no tener donde cargarlo puede ser en muchas ocasiones un gran problema. Eso mismo pensó Diego Riveiro hace un par de años, cuando cansado de tener que disponer de enchufes decidió crear Star-TCase, una empresa de carcasas con placas solares que permiten cargar el teléfono sin necesidad de cables, con energía renovable y de forma totalmente gratuita. Este joven electricista dejó su trabajo para lanzarse a comer el mundo, y desde ayer es uno de los ganadores del I Premio Emprende VGA Concello de Vilagarcía.

-¿En qué momento nace la idea de crear Star- TCase?

-Pues la verdad es que no era algo que me hubiese planteado nunca hasta que un buen día, cansado de no tener donde cargar el teléfono cuando me encontraba fuera de casa, me puse a pensar en si sería posible hacerlo a través de la energía solar. Y ahí fue cuando empecé a investigar y vi que no había en el mercado nada parecido. Al final decidí lanzarme de cabeza, dejé mi trabajo y comencé a interesarme por la electrónica, por el diseño y demás. En casa me decían que si estaba loco, que la idea ya existía, que a donde iba. Echándome un poco para atrás, vamos, pero como creía en el proyecto decidí tirarme a la piscina. Porque al final una idea no vale de nada si no tienes el impulso para crearla.

-Habrán sido muchas horas de investigación, y de trabajo para llegar hasta aquí, ¿no?

-Si, desde ese momento, hace ahora dos años, tuve que investigar mucho y aprender muchas cosas. Lo primero de todo fue empezar a mirar la patente, que luego hice internacional, y ahora es prioritaria en 147 países. Después vinieron los prototipos, e hice dos socios por el camino, que pusieron un capital inicial, y ahí seguimos los tres trabajando con la misma ilusión y con ganas de arrancar definitivamente, porque ya tenemos inversores interesados en nuestros productos.

-¿Se ha encontrado muchos problemas por el camino?

-Si, alguno hubo. De hecho al principio me busqué diseñadores para que hiciesen ellos las carcasas, pero no acertaban con la idea que yo quería y al final lo acabé descartando y decidí que tenía que aprender poco a poco a diseñarlas yo mismo. Y así fue, como empecé a empaparme de programas informáticos que me proporcionasen las herramientas que necesitaba para poder fabricar los prototipos tal y como los tenía en la cabeza.

-Vamos, que estos dos años se ha reinventado totalmente por lo que parece.

-Podría decirse que si, no me ha quedado otro remedio. He creado una especie de laboratorio, donde hacemos todas las pruebas que necesitamos y testamos como funcionan los prototipos, ya que no queremos depender de empresas externas.

-¿Cual es la idea que tiene ahora mismo, cuales son los siguientes pasos a dar con su marca?

-Ahora mismo tenemos la vista puesta en arrancar definitivamente la empresa, constituirnos como tal, ya que hasta ahora era solamente una idea. Y también necesitamos formar un equipo con el que nos sintamos cómodos trabajando, con la idea de fabricarlo todo aquí.

-Es uno de los ganadores de los I Premios Emprende VGA Concello de Vilagarcía, un reconocimiento que además le aporta un capital semilla de 3.000 euros, ¿ en qué tiene pensado invertirlos?

-Si, estoy muy contento con el premio, porque reconozco que había muy buenos proyectos, pero al final hemos tenido suerte. Los 3.000 euros son una ayuda pequeña para la empresa, que irán destinados a seguir avanzando y a los pequeños gastos que tenemos entre manos, aunque tenemos la vista puesta en conseguir la financiación suficiente para meternos en el mercado y estar funcionando a principios del año que viene. Necesitamos una inversión inicial de 150.00 euros para fabricar unas 20.000 unidades, así que toda ayuda es poca.

-¿ Y de qué clase de productos estamos hablando en estos momentos? Porque al parecer hay más de una modelo, ¿no?

-Si, tenemos varias cosas entre manos. Uno de los modelos simplemente hace la función de carga, a partir de veinte minutos con la carcasa hacia al sol o hacia cualquier otro punto de luz. Después hay otro modelo que lleva aparte una batería integrada, y otro dispone de una memoria que te permite sincronizar los datos del móvil con otros dispositivos, e incluso admite conectar un pen drive para descargar documentos. También las haremos personalizadas, y las fabricaremos para modelos de Samsung, Apple y Huawei.

-¿Y por cuanto podremos adquirir una de estas carcasas?

-Pues andarán entre los cincuenta y noventa euros aproximadamente, todo hecho aquí. Pueden incrementarse si llevan alguna personalización, pero los precios serán básicamente esos. Nuestra idea es seguir el punto de elegancia por el que se caracteriza Apple, así que hay mucho trabajo por hacer.

-¿Como se ve de aquí a diez años?

-Mi idea es que Vilagarcía sea pionera en las nuevas tecnologías, así que la meta es mirar a las estrellas para poder llegar hasta la luna, así que me veo desarrollando nuevos productos en esta misma línea.

Compartir el artículo

stats