Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consecuencias de la fallida verbena en la playa de Compostela

París de Noia se responsabiliza de los daños en el paseo marítimo: "Contribuiremos a repararlos"

Pese a lo ocurrido, la orquesta insiste en actuar en el arenal -Costas valorará el importe de los desperfectos - Los informes del Concello evidencian socavones, rotura de la pasarela de madera y del pavimento o manchas de aceite

Los camiones de gran tonelaje quedaron enterrados en la tierra y deterioraron la playa. // Noé Parga

Los camiones de gran tonelaje quedaron enterrados en la tierra y deterioraron la playa. // Noé Parga

La jefatura provincial de Costas confirmó ayer al alcalde de Vilagarcía que enviará un requerimiento a la cofradía de Carril y a la agrupación de parquistas para que asuman el coste de las reparaciones del paseo marítimo y de la playa Compostela con motivo de los daños provocados por el montaje de la fallida verbena de la Festa da Ameixa, daños que serán valorados por el propio departamento de Cristina Paz-Curbera.

Pero sorprendentemente hay otra parte implicada en este desaguisado que se ofrece a sufragar los desperfectos. Se trata de la orquesta París de Noia, que ha emitido un comunicado en el que se responsabiliza del deterioro ocasionado: "Lamentamos los daños materiales causados, que contribuiremos a reparar, y manifestamos nuestra disposición a celebrar el concierto en el momento y condiciones que todas las partes interesadas consensuemos".

La orquesta desvincula por completo a la organización de la fiesta de lo ocurrido, incluso le pide disculpas por los daños ocasionados. Reconoce que "pese a tener instrucciones concretas de la organización del evento de no circular por el paseo marítimo (salvo la zona autorizada) y de no causar daños en la playa, no fue posible cumplirlas estrictamente por el personal del transporte de la orquesta por causa de fuerza mayor debido a una serie de problemas técnicos e imprevistos que obligaron a adoptar decisiones inmediatas".

La orquesta recuerda que todos sus vehículos cuentan con seguros de responsabilidad para "cubrir cualquier desperfecto que puedan ocasionar con motivo de su actividad" y aclara que "en todo momento se trató de solucionar los imponderables que habían surgido y solo se suspendió la actuación cuando ya no había posibilidad de montar a tiempo el escenario".

La París de Noia expresa en el comunicado "su pesar por no haber podido celebrar la actuación prevista" el pasado domingo en la playa de Compostela y pide disculpas tanto a la organización como al público que iba a acudir a la verbena.

Pese a los daños provocados en el paseo y en la playa -donde los camiones de gran tonelaje se quedaron enterrados-, la orquesta noiesa manifiesta su "disposición y esperanza para que esa fallida actuación pueda celebrarse en el futuro, pues para nosotros supone un estímulo, un reto y una enorme ilusión actuar en un entorno paisajístico como el de la playa Compostela y, en cierta medida, reparar las desilusiones que se hubieren provocado en nuestros seguidores".

Policía Local y oficina técnica

En cuanto a los desperfectos, los informes de la Policía Local y de la Oficina Técnica Municipal enviados ayer a Costas ponen de manifiesto -sendos documentos incluyen reportaje fotográfico- que el daño más importante es el socavón en el paseo marítimo provocado por una de las ruedas de la cabeza tractora de un tráiler. El agujero mide un metro cuadrado y tiene unos 50 centímetros de profundidad, según el dictamen de la jefa de la Policía Local.

La arquitecta técnica municipal también detalla en el informe que se han destrozado capas superficiales del pavimento de pizarra, principalmente en la zona por la que accedieron los vehículos, aunque no fue la única. Manchas de aceite y de los neumáticos se suman a la lista de estropicios, así como la rotura parcial de la pasadera de madera al subirse a ella un vehículo que partió uno de los dos travesaños laterales que dan apoyo al pavimento.

Además de los daños en el paseo y en la pasarela, también se ha visto afectada la capa vegetal sobre la playa "en una superficie bastante grande", advierte el informe técnico.

La Policía Local concreta que las hendiduras en la arena alcanzan los 30 centímetros de profundidad y que el paso de un convoy integrado por cuatro tractocamiones de 40 toneladas cada uno se realiza "sin colocar ningún elemento de protección para el pavimento del paseo" -incumpliendo las condiciones impuestas por Costas y el Concello-, por lo que "se fracturaron varias losetas y se hundió la piedra del borde". Ese vehículo iba a remolcar -con una cadena- a otro que estaba enterrado en la playa. Se subió al paseo y al traccionar hacia atrás destrozó un tramo de más de tres metros de pasarela de madera. Los tractocamiones estuvieron aparcados sobre el paseo.

En un nuevo intento, un camión porta vehículos intenta retirar el vehículo enterrado, pero el "cable tractor de gran potencia" que tenía se rompió, debiendo ser reemplazado. Eran las once de la noche del domingo y el personal de montaje solicita a la Policía que libere el paseo de viandantes y curiosos, pero los agentes les instaron a esperar a una hora de menos tránsito.

Fue a las 1.30 horas cuando los municipales colocan cinta policial en el tramo afectado del paseo, el cual no quedó liberado de camiones hasta las 3.30 horas.

Compartir el artículo

stats