Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las bodas crecen por segundo año consecutivo en la comarca debido a los enlaces del municipio vilagarciano

En términos generales, las parejas en Vilagarcía se casan pero no tienen hijos. Esta es la idea que se desprende de las estadísticas publicadas ayer por el IGE, puesto que la capital arousana lideró en 2016 el descenso de nacimientos y el incremento de matrimonios.

En relación a las bodas, a lo largo del año pasado se dieron el "sí, quiero" un total de 137 novios en Vilagarcía, lo que se traduce en un incremento de 31 enlaces en un periodo de tan solo doce meses.

También aumentaron los matrimonios en Vilanova, al pasar de 36 a 42, en Cambados (de 42 a 43), O Grove (de 25 a 34) y Ribadumia (de 12 a 17).

En el lado contrario se encuentran Meaño, donde se celebraron 13 bodas en 2016 (15 en 2015), Meis y A Illa. Estos dos últimos municipios sufrieron un acusado descenso, al quedarse los enlaces en la mitad que en 2015. Así, en el concello meisino se casaron 11 parejas (22 en 2015) y en el isleño 10 (21 en 2015). En Sanxenxo contrajeron matrimonio 50 novios, once menos que el año anterior.

Si tenemos en cuenta los datos de los nueve ayuntamientos que conforman la comarca de O Salnés el cómputo arroja un incremento de 17 bodas de 2015 a 2o16, al pasar de 340 a 357, lo que significa un aumento por segundo año consecutivo. En 2011 y en 2013 hubo descensos.

Compartir el artículo

stats