Apenas unos días después de que el gobierno bipartito festejara, con tarta incluida, los dos años de la "Nueva Diputación", el PP organizó ayer un acto en Las Palmeras, justo detrás del Pazo Provincial, para denunciar el "desgobierno" de la entidad en ese mismo periodo.

Los diputados del PP, encabezados por Nídia Arévalo y Ángel Moldes, se rodearon de alcaldes y portavoces municipales de su partido y de vecinos y colectivos para reforzar sus críticas, que resumen en "menos equidad y menos servicios", justo al contrario del lema ofrecido como balance por el bipartito.

En el acto, se invitó a participar a diversas personas. Así, una vecina de Vigo explicó que venía no en representación de ningún colectivo sino como madre de una persona con discapacidad y se niega a que "la discapacidad tenga color político porque las necesidades son las mismas que antes".

Además, tras denunciar que "la gente del rural no tiene agua potable ni saneamiento en muchos casos pero ahora empiezan a ponerle lombos", se dio voz a Eulogio Sartier, portavoz de la plataforma "O Rural Existe", que criticó que la Diputación "no les dejara intervenir en el pleno ni nunca los recibirá a pesar de hacer más de siete solicitudes. Tenemos derechos, no solo para pagar, también para que escuchen nuestras exigencias".

Escola de Gaitas

Participó también Hipólito Cabezas, director de la Escola de Gaitas de la Diputación de Pontevedra durante 11 años, quien explicó que la Diputación "ni recibió nunca ni le dio más ayudas a una escuela que contaba con 685 alumnos en toda la provincia"

El encuentro sirvió también para lamentar el "empeño en cerrar empresas como Ence o Elnosa" por parte de la Diputación, la situación del Parque de Maquinaria o la "paralización" de proyectos.

Intervino también una representación del club de fútbol de Caldas de Reis que solicitanque la Diputación se haga cargo del cambio de césped de los campos de fútbol de hierba sintética con más de 10 años, y después se dio paso a los alcaldes del PP.