Los últimos quintos del milenio fueron los encargados de abrir las fiestas del Carmen de A Illa, uno de los eventos festivos más importantes de cuantos se celebran en el municipio. Armados con pistolas de agua, aunque el líquido incluido en su interior era vino, los jóvenes nacidos en 1999 y que cumplen 18 años comenzaron su particular fiesta sobre las 18.00 horas en las inmediaciones de la plaza de O Regueiro. Como manda la tradición, todos ellos eran claramente identificables por sus particulares camisetas con referencias al año de su nacimiento. La fiesta se extendió hasta altas horas de la madrugada gracias a la aportación del grupo "La Ola". En la jornada de hoy, el resto de los habitantes del municipio se incorpora a la fiesta con la tradicional romería campestre de San Ramón, donde se tomará el pinar de A Bouza durante todo el día.