DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las familias acogen a 19 niños de los campamentos saharauis

"Vacaciones en Paz" se presenta con el acto de bienvenida en Vilagarcía y los participantes tildan la experiencia de "maravillosa"

El alcalde, sentado en el centro, con miembros de las familias y los niños saharauis. // Noé Parga

El alcalde, sentado en el centro, con miembros de las familias y los niños saharauis. // Noé Parga

"Llevo más de ocho años participando en el programa y es una experiencia maravillosa", asegura Charo Quintás, una mujer de Vilaxoán que este año acoge a dos niños saharauis porque "me llamaron a última ahora diciendo que había un niño más sin familia asignada y no pude decir que no".

Estos dos niños participan en el programa "Vacaciones en Paz", promovido por la asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps) y subvencionado en parte por la Xunta de Galicia y diversos concellos, como el de Vilagarcía, que organizó una recepción de bienvenida en el día de ayer. "Con las ayudas que conseguimos podemos cubrir los gastos de los vuelos que, al no ser comerciales, rondan los 800 euros por cabeza y luego las familias sufragan los gastos de manutención", asegura Rosana Rey, coordinadora del programa en la comarca de O Salnés, donde han sido acogidos 19 niños.

Los participantes, de entre 8 y 12 años, provienen de campamentos distribuidos por todo el territorio del Sahara Occidental, por lo que este viaje se les presenta como una oportunidad de huir de las altas temperaturas del desierto y de vivir una experiencia inolvidable, aunque no única debido a que muchos de los niños suelen repetir.

"Yo ahora estoy acogiendo a Mohamed por cuarto año consecutivo", explica Patricia Petinal, una de las madres de acogida. De esta forma, tanto las familias de acogida como los propios niños acaban creando un gran vínculo afectivo y cultural que se prolonga más allá del verano y que, incluso, se extiende a toda la familia saharaui.

"Fui dos veces al campamento a visitar a la familia de Mohamed y es increíble el sentimiento de comunidad que tienen. Te reciben con mucha hospitalidad y te agradecen enormemente cualquier ayuda que les puedas dar" , prosigue Petinal, que es de Vilagarcía.

Galicia, referente en acogida

Un total de 326 niños saharauis llegaron a Galicia para disfrutar de un verano repleto de actividades lúdicas pero también de asistencia sanitaria y alimenticia. "Allí tienen escuelas y centros de salud pero con recursos muy básicos, por lo que problemas que aquí tienen una fácil solución allí son muy complejos", plantea Isabel Muñiz, delegada de Sogaps en la comarca del Ullán.

El Ayuntamiento de Valga es uno de los participantes en el programa y acoge este año a tres niñas saharauis que disfrutarán del Val de Ulla hasta el mes de septiembre con sus familias de acogida.

Compartir el artículo

stats