El Concello de O Grove procede a la reordenación y potenciación de la calle peatonal de Pratería, situada en pleno centro urbano de la villa y escenario de numerosas complicaciones debido al grado de ocupación de la misma con las terrazas de diferentes establecimientos.

La pretensión del gobierno socialista que preside José Cacabelos Rico es "mejorar la convivencia" entre vecinos y hosteleros; al igual que se trata de dinamizar la zona desde un punto de vista turístico y comercial.

El alcalde y la concejala de Obras, Ángeles Domínguez, consideran que los trabajos iniciados pueden estar finalizados esta misma semana.

Consisten, básicamente, en eliminar una base de piedra de un farol que se situaba en medio de la calle, teniendo en cuenta que "el aumento de terrazas había causado problemas de accesibilidad tanto para los vehículos autorizados como para los peatones".

Pero las terrazas "resultan fundamentales para dinamizar la zona", de ahí que el ejecutivo decidiera regularlas y "eliminar ese farol y su base de piedra procediendo a modificar también la iluminación de la calle mediante el empleo de faroles colgantes", explican el primer edil y la concejala.

Aunque no es la única intervención, ya que la Policía Local se encarga igualmente de delimitar el espacio máximo a ocupar por las terrazas de los diferentes establecimientos, obligando a "dejar habilitado un carril para vehículos de emergencias y para tener acceso a los garajes".

Consideran en el Concello grovense que por tratarse de "obras menores" pueden estar finalizadas esta misma semana, "siendo de aplicación para el comienzo de la temporada alta".