Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio Cultural consolida la estructura de la capilla de los Milagros, en Cortegada

Se trata de la primera fase del proyecto de recuperación de la aldea que existió en la isla carrilexa -El objetivo es garantizar la seguridad y facilitar las visitas a su entorno inmediato

La capilla de la isla de Cortegada. // Noé Parga

La capilla de la isla de Cortegada. // Noé Parga

La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia ha aprobado las obras de consolidación de la capilla de los Milagros en la isla de Cortegada con una inversión de 22.454,09 euros. Esta actuación, que tiene como objetivo asegurar el edificio que acogió antaño la capilla y el hospital de la isla carrilexa, con el fin de garantizar la seguridad y facilitar las visitas en su entorno más inmediato sin que exista peligro para las personas.

Las obras forman parte de un proyecto más ambicioso del Parque Nacional Illas Atlánticas, al que pertenece Cortegada, para lograr la recuperación de la antigua aldea, de la que quedan los restos de varias casas de piedra.

El proyecto y la dirección de la obra de consolidación de la capilla están a cargo del Servizo de Arquitectura e Etnografía de la Subdirección Xeral de Conservación e Restauración de Bens Culturais, que estima que los trabajos duren unas seis semanas. Las obras están ahora en fase de licitación.

Los técnicos de este departamento comprobaron que el estado actual de la capilla y hospital, con el derribo de toda la cubierta y la inclinación de las fachadas, es prácticamente de ruina. Además en la coronación de los muros y en las líneas de la bóveda crecen laureles de gran porte y hiedras que ponen en peligro su estabilidad. Por ello se planteó una actuación destinada a consolidar el edificio y garantizar la seguridad de las personas.

Los trabajos a ejecutar consisten en la eliminación de la vegetación sobre los muros y las líneas de la bóveda del ábside que comprometen su estabilidad. Aplicarán después un biocida a las raíces a base de hongos saprofíticos.

Posteriormente se ejecutará la consolidación de la coronación de los muros y arranque de la bóveda con mortero de cal hidráulico. Se limpiará todo el interior de la capilla, incluyendo el encapsulado de las placas de fibrocemento con amianto. Se hará el apuntalamiento provisional de los muros y la clasificación de las piezas de cantería, realizando inventario y marcado para su posterior colocación, incluso traslado y depósito en zona de acopio próximo a la capilla.

Además se hará la clasificación y retirada de piezas de cantería derrumbadas hacia el exterior de la capilla, realizando inventario y marcado para su posterior colocación, con traslado a la zona de acopio.

El siguiente paso será el apuntalamiento definitivo de los muros de la capilla mediante elementos resistentes de madera y acero, según el caso, retirando los provisionales, y por último se ejecutará la puerta provisional de la capilla a base de tablas de estructura de madera, incluido un sistema de colgado y seguridad en acero galvanizado.

Patrimonio indica que la capilla de los Milagros es de estilo renacentista, de planta rectangular, con restos de sacristía y del antiguo hospital anclados en su fachada sur. Forma un conjunto interesante con el cruceiro, escalinata y la propia playa. El presbiterio estaba cubierto con bóveda de cañón, hoy en día derribada.

Su fachada principal tiene una puerta con arco de medio punto y pilastras laterales, todo esto coronado por un frontón triangular dentro del que se encuentra el escudo del arzobispo compostelano Fernando de Andrade y Sotomayor, quien mandó trasladarla en 1652 desde la zona del muelle hasta su ubicación actual más alejada de la costa.

Bouza Brey hizo en el año 1924 una descripción en la que habla de la existencia de tres altares churriguerescos de buena hechura y de exvotos de barcos colgados en el techo.

La isla de Cortegada estuvo habitada hasta principios del siglo XX, ya que en el año 1907 fue donada al rey Alfonso XIII con la idea de que construyera una residencia de verano. Posteriormente fue vendida a una empresa inmobiliaria que proyectó una urbanización, a la que se opusieron los vecinos por no ajustarse a la iniciativa para la que en su día se donó al rey, y que finalmente no se llevó a cabo.

En el año 2002 la isla de Cortegada, con su archipiélago, fue incluida en el Parque Nacional Illas Atlánticas y en 2007 fue expropiada por la Xunta de Galicia.

Compartir el artículo

stats