Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los galeguistas arousanos alertan contra la "desertización" del rural

"Chesqui" aboga por una mesa que reúna a todos los nacionalistas

Intervención de "Chesqui" en los actos del domingo, en Rianxo.

Intervención de "Chesqui" en los actos del domingo, en Rianxo.

La lenta agonía demográfica en la que está inmerso el rural gallego es uno de los asuntos que más ocupan la agenda política de las últimas semanas. Y es también una de las materias que más preocupan al grovense Francisco López Franco, "Chesqui", que es uno de los responsables del Partido Galeguista en la comunidad, y que el domingo tuvo un papel especial en el que homenaje a Alfonso Daniel Castelao celebrado en Rianxo.

"Chesqui" apunta al respecto que "Galicia lidera el sector lácteo del conjunto del Estado, con el 40 por ciento de la producción estatal y el 56 por ciento de los productores. Pero debido a la desaparición de las cuotas lácteas y a la bajada continuada de precios, en el año 2016 desaparecieron en Galicia 415 explotaciones agrarias de las 600 que cerraron en el conjunto del Estado, lo que supone el 70 por ciento del total".

El político de O Grove recalca que "de igual modo la desertización y abandono continuado de nuestras aldeas va en aumento (1624), lo que representa la totalidad de las aldeas abandonadas en el conjunto del Estado".

"Chesqui" también se refirió a la situación en el mar. "Estamos asistiendo al cierre continuado de caladeros y pesquerías, además de a una restricción permanente de capturas, que conlleva la reducción progresiva y continuada de la flota, sobre todo de bajura".

Pacto de Rianxo

El Partido Galeguista organizó anteayer domingo un homenaje a Castelao en Rianxo, al que acudieron miembros de varios partidos y organizaciones sociales y culturales vinculados al galleguismo y el nacionalismo. En este sentido, "Chesqui" abogó por crear una mesa que aglutinase a los partidos de las órbitas galleguista y nacionalista, así como a entidades y fundaciones, "que tengan como cometido el abordar aquellas cuestiones de fuerte calado identitario para Galicia en la defensa de la identidad como nación", pues en su opinión es necesario que Galicia tenga una voz fuerte, "delante del debate que se va a suscitar tanto en el Parlamento como en el Senado españoles".

Por ello, cree que esa mesa debería bautizarse como "Pacto de Rianxo", al igual que en su día otros grandes acuerdos del nacionalismo se denominaron "Pacto de Barrantes" o de "Lestrove". También llama la atención sobre el creciente número de castellano-hablantes en detrimento del gallego.

Compartir el artículo

stats