El nuevo Reglamento de Mexillón de Galicia, con el que se concretan la actividad del Consello Regulador y las operaciones de gestión de la DOP, establece criterios relacionados con el registro de producto, los sistemas de control, los órganos de gobierno, régimen de financiación y régimen laboral. Pero también tiene en cuenta el proceso de regularización de operadores llevado a cabo recientemente, sin duda con un resultado altamente positivo para los intereses del Consello, ya que pasó de representar al 34% de las bateas gallegas a aglutinar al 63% de las mismas, es decir, 2.091 parques de cultivo.

Unos viveros flotantes, cabe recordar, a los que se suman 48 empresas certificadas y una docena de firmas comercializadoras.