Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Informes sobre Vilagarcía para los británicos

Las importaciones y exportaciones interesaban mucho a los británicos, aunque el mercado lo dominaban los germanos

Imagen actual del Puerto de Vilagarcía en el que los británicos siempre tuvieron gran interés.  // Iñaki Abella

Imagen actual del Puerto de Vilagarcía en el que los británicos siempre tuvieron gran interés. // Iñaki Abella

El informe viene englobado en el general presentado por el consulado general radicado en A Coruña, del cual dependía el viceconsulado de Vilagarcía, y cuya presentación se iniciaba de la siguiente forma: "Annual Series. Nº 914. Diplomatic and consular reports on trade and finance. Spain. Report for the year 1890 on the trade of the consular district of Corunna". Presentado al Parlamento en junio de 1891".

Parte de dicho informe, el relativo al territorio que abarca el viceconsulado de Carril-Villagarcía, se inicia: Mr. Vicecónsul R. de Urioste y Mesana "reports as follows", el cual divide en dos partes: una primera dedicada a la economía en general de la comarca y una segunda más específica dedicada su relación con Gran Bretaña.

Dice en la primera de ellas:

€Importaciones: Han disminuido bastante durante el año 1898, debido a las guerras de España con sus colonias y al aumento de impuestos. Los principales artículos importados fueron: maquinaria, objetos de hierro, mercería, acero, carbón, productos textiles, aceites minerales, coñac, azúcar, petróleo y productos químicos por un valor de 80.000 libras.

€Exportaciones: Fueron bastante elevadas en años previos y consisten en vino, cebollas, ajos, guisantes, patatas, aceite, aguas minerales, huevos, sal, sardinas.

Dedica una anotación especial a la exportación de pinos que cifra en el último año en 22.814 toneladas. Las exportaciones de troncos de pino, también se incrementó en el año 1898 cuando "grandes cantidades de pino fueron compradas y exportadas a Inglaterra, siendo ésta la principal carga de los barcos ingleses que vienen a este puerto. Esta es la única bahía gallega en la que hay negocios de puntales de pinos. El año pasado se exportaron 22.814 toneladas de pino. El número total de veleros británicos de carga que vinieron a este puerto en 1898, en comercio directo con Gran Bretaña y las colonias, fue de seis, y dos en lastre y otros once".

Sobre el estado sanitario de los animales del distrito, decía que, "era muy bueno, y con excelentes pastos y un buen mercado".

Sobre la salud pública, comentaba "que las condiciones topográficas del distrito, la suavidad del clima y las agradables temperaturas hacen que las condiciones sanitarias de la población fueran buenas y la tasa de defunciones fuera baja". Dice que han sido menos de 30 las defunciones en el año y que "ninguna por enfermedades epidémicas o contagiosas".

Sobre el ferrocarril comenta que "está en construcción de Carril a Pontevedra, que va con rapidez y se piensa que estará construido en tres meses. Este importante medio de comunicación dará a este distrito más vida comercial".

"Los trabajos son conducidos por una compañía inglesa que emplea la mayor cantidad posible de trabajadores, ayudando así a cubrir la crisis que las clases trabajadoras están sufriendo".

Añade, que una compañía francesa está instalando luz eléctrica en los puertos de Carril y Vilagarcía".

En la segunda parte del informe, referido más específicamente al comercio de distrito y puertos con Gran Bretaña, escribe que:

"El comercio de estos puertos ha sido bastante bueno durante el pasado año, "aunque lamento ser incapaz de presentar un informe más favorable sobre la exportación de este distrito a Gran Bretaña. Las principales exportaciones son, puntales de madera, huevos, cebollas y patatas" por un valor de 47.850 libras, "mostrando un aumento de varios miles de libras sobre otro periodo".

"En lo que atañe a las importaciones de Gran Bretaña a este distrito viceconsular, las condiciones están lejos de ser satisfactorias sobre el deseo de ver un comercio recíproco. Las importaciones consisten principalmente en carbón, herramientas, maquinaria, cristalería y porcelanas, textiles, droguería, maíz y cerveza, por un valor total de 11.522 libras esterlinas, y son, con la excepción de cerveza y carbón, de insignificante importancia comparados con los artículos importados de Alemania, Bélgica y Francia.

Productos de toda clase de manufacturas alemanas se mantienen a la venta por respetables comerciantes de Vilagarcia, Santiago y Pontevedra. "El comerciante alemán está siempre apoyado por un activo agente, a la hora de dar a conocer sus mercancías a los comerciantes y al público de este distrito, y a la hora de cultivar. Para este tipo de negocios, los comerciantes y fabricantes británicos son los únicos responsables. No hacen ningún o casi ningún esfuerzo por vender sus mercancías aquí, y cuando lo hacen ya no se puede esperar que la gente les compre", indicaba.

Compartir el artículo

stats