El Ayuntamiento de Vilagarcía ha dado orden a la asociación de vecinos de Vilaxoán de que paralice el concurso que tenía en marcha para la concesión de la cafetería de su centro sociocultural. Los responsables municipales quieren cambiar el reglamento de estas instalaciones, para que los vecinos puedan explotar ellos mismos los bares, obteniendo de ese modo un nuevo ingreso para sus actividades, pero el grupo de gobierno le ha pedido a los vecinos de Vilaxoán que esperen un tiempo para llevar a cabo su concurso de gestión. La razón es que mientras ese cambio en el reglamento no sea oficial, la competencia para decidir sobre la explotación de los bares de los centros sociales es exclusivamente del Ayuntamiento, de modo que lo que estaban haciendo los vecinos de Vilaxoán sería ilegal.

Desde el colectivo manifestaron ayer que no harían declaraciones hasta debatir entre los directivos la nueva situación. Así las cosas, está previsto que en los próximos días hagan pública alguna valoración sobre este nuevo escenario.

En cualquier caso, el proceso está parado. La asociación de vecinos de Vilaxoán abrió un proceso para la adjudicación del servicio de cafetería, y recibió hasta media docena de ofertas. Algunas de ellas exceden el ámbito puramente hostelero, al plantear una oferta cultural complementaria, organizando exposiciones de arte, sesiones de monólogos de humor y hasta campeonatos de ajedrez.

Se da la circunstancia de que la cafetería del centro social de Vilaxoán tiene mucho movimiento de público, y que durante los meses de verano recibe todavía a más gente por su proximidad a la playa de O Preguntoiro, que ostenta desde hace años la bandera azul.

En el pleno

El Partido Popular llevaba a pleno una moción en la que instaba a la corporación a sacar a concurso la gestión de las cafeterías de los centros culturales. Pero la izquierda votó en contra. Además, se acordó cambiar el reglamento de uso de las casas da cultura para que los propios vecinos puedan explotar los bares. En el transcurso del debate de la moción, el portavoz del PP, Tomás Fole, preguntó al alcalde si conocía la existencia del pliego de condiciones del concurso puesto en marcha por los vecinos de Vilaxoán. Éste le contestó que sí, y que ya había mandado pararlo. "les hemos dicho que hay que hacer las cosas bien, cuando el cambio de reglamento esté aprobado", añadió ayer el alcalde, Alberto Varela.