Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diputación no se fía de la empresa y pide una auditoría sobre la reforma del Cabanillas

Carmela Silva anuncia la redacción de un informe independiente antes de colocar las planchas del suelo -Cree que "Louzán y Aragunde deberían pedir disculpas" por la obra

Imagen de archivo de las goteras que sufrió el pabellón. // Iñaki Abella

Imagen de archivo de las goteras que sufrió el pabellón. // Iñaki Abella

La reapertura del pabellón del instituto Ramón Cabanillas de Cambados no será posiblemente tan inmediata como hacía presagiar la empresa Copcisa, encargada de colocar las planchas de la cancha deportiva. La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, anunció ayer en Cambados que se va a encargar un análisis de calidad de la obra para determinar si hay algún problema de fondo en los trabajos de reforma que ejecutó precisamente Copcisa hace ya año y medio por encargo del anterior gobierno de la Diputación.

Carmela Silva avanzó que "vamos a contratar a una consultora para que haga un análisis de calidad de la obra". La presidenta provincial manifiesta que han tomado esta decisión porque mientras la empresa asegura que la humedad que ha aparecido en el suelo es consecuencia de las filtraciones de agua que se produjeron cuando aún no se había reparado la cubierta, los técnicos de la Xunta de Galicia aseguran que hay un problema estructural en el edificio. "Queremos que sea alguien independiente y ajeno a la obra quien nos diga como está realmente, para después poder tomar decisiones".

"Lo que no se puede hacer es colocar ahora las planchas sin saber exactamente si hay o no un problema, porque entonces nos arriesgamos a que dentro de un mes haya que volver a levantar el suelo", añadió. En cualquier caso, la presidenta espera que esto no implique una demora excesiva en la reapertura de la instalación deportiva.

Carmela Silva achaca los problemas que se están encontrando en el pabellón del Cabanillas a que "la obra se hizo a correr porque Louzán y Aragunde querían ver si les daba votos. Y el resultado es que la obra quedó mal hecha". Por ello, la presidenta de la Diputación cree que "Louzán y Aragunde deberían dar explicaciones sobre esta obra y pedir disculpas". Añade que "la herencia de proyectos que recibimos del anterior gobierno de la Diputación es un auténtico desastre".

También calificó de "escándalo" el anterior proyecto de la piscina municipal cambadesa. Según ella, ni siquiera cumplía con la legislación autonómica en materia de climatización.

Compartir el artículo

stats