Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esquerda Unida propone derogar la ordenanza que prohíbe estacionar y pernoctar a las autocaravanas

Lamelas y Otero quieren que se les permita disfrutar de O Grove e incluso se habiliten zonas especiales

José Antonio Otero. // Muñiz

José Antonio Otero. // Muñiz

O Grove podría dejar de ser un "pueblo libre de autocaravanas". Al menos si prospera la moción que Esquerda Unida (EU) presenta para su debate en pleno, en la que pide que se modifique la ordenanza que impide el estacionamiento y pernocta de tales vehículos.

Hay que decir que su presencia en O Grove siempre estuvo rodeada de polémica e incluso llegó a debatirse en las más altas instancias judiciales.

Pero los esquerdistas Juan Lamelas y José Antonio Otero González quieren dejar atrás todo aquello y no solo solicitan la derogación de la ordenanza para permitir que las autocaravanas puedan hacer noche en la localidad, sino que quieren habilitar al menos dos zonas especiales, una en cada parroquia, "para que se les permita estacionar y pernoctar".

De igual modo defienden la dotación de áreas de servicio específicas para autocaravanas provistas de "agua potable, arquetas para vaciado de aguas grises y de aguas negras, cartel indicador y un reglamento de uso y sanciones que siga las recomendaciones de la Asociación Galega de Autocaravanas y de la Federación Española de Asociaciones de Autocaravanistas".

José Antonio Otero plantea todo esto basándose en que "el autocaravanismo provoca una ampliación de la temporada turística, favorece la dinamización de las áreas rurales, promociona lugares poco conocidos y contribuye a la difusión del patrimonio histórico, gastronómico, paisajístico y cultural, así como a la potenciación del comercio local y, en especial, a la restauración y los supermercados".

Cabe incidir en que todo esto pasa por modificar la "ordenanza de policía, buen gobierno y medidas para fomentar y garantizar la convivencia cotidiana en el espacio público", en la que se incluye un articulado en el que, precisamente, se prohíbe que las autocaravanas pernocten en la localidad.

Son normas específicas que regulan el uso de estos vehículos y, les impiden estacionar durante largo tiempo o pernoctar en espacios naturales y zonas de dominio público.

Y en este sentido incluso el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) desestimó hace años un recurso presentado por la Asociación de Autocaravanistas de Galicia contra dicha ordenanza, que impide acampar y dormir en las vías y los espacios públicos de titularidad municipal para, entre otras cosas, "garantizar la higiene en las vías públicas y la fluidez del tráfico".

El Concello limita "tiendas de campaña, vehículos, autocaravanas o caravanas", pero en Esquerda Unida insisten en que "Galicia es una de las comunidades más demandadas por los autocaravanistas, tanto españoles como extranjeros".

El objetivo, por tanto, es captarlos para así generar riqueza extra en la localidad, de ahí que el edil José Antonio Otero defienda su moción e incluso aluda a informes según los cuales dispones de zonas especialmente acotadas y diseñadas para estos vehículos, provistas de todos los servicios, "garantiza la gestión medioambiental de los residuos y evita el vertido incontrolado de aguas residuales".

Tanto o más importante resulta, a juicio de Otero, que aprobar esta moción en pleno y abrir las puertas de O Grove a las caravanas es tanto como "favorecer la llegada de un colectivo en pleno auge en Europa y poner de manifiesto el carácter amistoso de nuestro pueblo".

Compartir el artículo

stats