Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Traslado de la escuela de hostelería de O Grove a Sanxenxo

Miguel Ángel Pérez García: "Es lamentable que la escuela de hostelería se marche de A Lanzada"

"Lo terrible de todo esto es que el alcalde de O Grove nunca quiso la mancomunidad"

Miguel Ángel Pérez García, portavoz del PP meco. Tras él, Antonio Cacabelos y Emma Torres. // Muñiz

Cuando fue alcalde de O Grove, el conservador Miguel Pérez luchó para que la escuela comarcal de hostelería se quedara en el centro vacacional de A Lanzada, propiedad de la Diputación. Tanto él como el expresidente del ente provincial, Rafael Louzán, llegaron a un acuerdo con la Xunta para que así fuera, a pesar de lo cual tuvieron que soportar las críticas, presiones e incluso manifestaciones de aquellos que, capitaneados por los partidos de izquierdas, aseguraban que esa escuela iba a desaparecer. Curiosamente ahora que se anuncia el cambio de ubicación, en beneficio de Sanxenxo, ni Pérez ni Louzán ocupan el mismo puesto, ya que el primero está en la oposición y el segundo ya se fue. Gobiernan en ambos casos los socialistas, que estaban entre aquellos manifestantes que acusaban a los conservadores de querer cargarse este Obradoiro de Emprego.

-Esto parece el mundo al revés, pues resulta que se pierde la escuela de hostelería ahora que gobiernan aquellos que más decían defenderla...

-Eso suele ser habitual. No hace tanto que veíamos como algunos colectivos hablaban de ir de la mano del Concello para conseguir un auditorio cuando resulta que pudimos tenerlo en el mandato anterior y hubo manifestaciones e incluso agresiones para que no se llevara a cabo.

-Usted estaba entre el público cuando el pleno de la mancomunidad decidió impulsar el traslado de la escuela a Sanxenxo, y es evidente que aquello no le gustaba porque se estaba retorciendo en su silla. ¿Qué sucedió, por qué no se evitó?

-Es lógico que estuviera preocupado, pues considero lamentable que la escuela de hostelería se marche de A Lanzada. ¿Qué pasó? Pues como cada año se debatía sobre la renovación del Obradoiro de Hostalería y el presidente puso sobre la mesa la propuesta de nueva ubicación, que al parecer ya se había planteado días antes en una comisión ejecutiva de alcaldes. Lo terrible de todo esto es que el actual alcalde de O Grove (Antonio Cacabelos) nunca quiso a la mancomunidad. ¡Esa es la clave! En su primera etapa apenas participó de este órgano, hasta el punto de que ni siquiera pagaba las facturas y llegó a acumular 450.000 euros pendientes. En el mandato siguiente, cuando fue a la oposición municipal, creo que estuvo en la mancomunidad 4 veces en 4 años. Esto demuestra lo poco o nada que le importa este órgano.

-Pero si él es uno de los aspirantes a presidirlo.

--Se encontró en una situación muy singular, pues aunque no quiere ni cree en este órgano su partido le encargó buscar la presidencia. Es un sin sentido.

-Volvamos a lo del traslado de la escuela taller.

-Es cierto que Cacabelos no estaba en la sesión, pero aunque su ausencia estuviera justificada tendría que haber enviado un sustituto, pero no lo hizo. Fue nuestra concejala, representante de la oposición en la mancomunidad, la que se percató de lo que estaba sucediendo y presentó una queja formal, al tiempo que anunció su voto en contra del traslado recordando que O Grove siempre ha peleado mucho por este servicio. Ante las advertencias y quejas persistentes de nuestra concejala el PSOE de la comarca quiso reaccionar, porque previamente había aceptado el traslado sin reparo alguno, y se sacó de la manga la propuesta de que la sede sea itinerante o rotatoria, a lo que todo el mundo dijo que sí, aunque en estos momentos Sanxenxo tiene instalaciones adecuadas, lo solicitó y allí que se va. En esa votación la otra representante del PSOE grovense, Ángeles Domínguez, que no había abierto la boca para nada, incluso votó como el PSOE de la comarca la opción de sede rotatoria, aunque reaccionó rápido y votó en contra de que salga de O Grove. Lo hizo sin una triste explicación cuando lo lógico habría sido que defendiera a capa y espada la continuidad de este centro de formación en nuestro pueblo.

-¿Y no puede deberse todo esto al mal estado en que se encuentran ahora las instalaciones?

-Es cierto que en las últimas ediciones las condiciones no eran las mejores, desde que empezó a habilitarse el edificio como posada. Pero podrían ser mejoradas o pudo haberse propuesto otra ubicación. Pero mientras el alcalde de Sanxenxo supo verlo y estuvo hábil presentando una alternativa nuestro alcalde pasó de todo y no se ocupó de buscar nada... Simplemente se limitó a dejar ir la escuela.

Compartir el artículo

stats