Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de medio centenar de imágenes muestran la vida en Vilaxoán entre finales del siglo XIX y principios del XX

La exposición, inaugurada el viernes por la noche en el centro sociocultural de O Preguntoiro, está abierta al público hasta finales de enero

El público observa algunas de las imágenes de la exposición de Vilaxoán. // Noé Parga

El público observa algunas de las imágenes de la exposición de Vilaxoán. // Noé Parga

Una selección de las mejores fotos antiguas sobre Vilaxoán que atesoran Juan Carlos Porto, Teo Cardalda y Javier Camba se expone en el centro sociocultural situado frente a la playa de O Preguntoiro hasta finales del mes de enero.

La exposición fue inaugurada por la asociación de vecinos de la parroquia el viernes por la noche y permite a los visitantes reencontrarse con los paisajes del territorio vilaxoanés de finales del siglo XIX y principios del XX. La foto más antigua es de 1890.

Además de las imágenes que fueron recogiendo con los años los autores de la exposición, han podido conseguir otras de vecinos que están fuera de Galicia. De hecho, el viernes por la mañana llegaba una de las últimas instantáneas para la exposición desde Barcelona.

Porto, Cardalda y Camba realizaron un trabajo previo de selección de las mejores imágenes y también las más variadas, debido a que en el centro sociocultural solo hay espacio para una exposición de 55 fotografías.

Entre las más curiosas se encuentra una del año 1920 que recoge el desembarco de pasajeros del transatlántico Arcona en la playa de Canelas, un crucero de una empresa alemana que hacía viajes hacia Latinoamérica. Fiestas, actuaciones musicales, personajes de Vilaxoán y hasta una curiosa imagen de la bahía arousana que ahora ya no existe pueden apreciarse en la interesante exposición. La muestra fotográfica puede visitarse diariamente de 12 a 14 y de 16 a 20 horas.

Los vecinos de Vilaxoán también preparan un folleto que recoge anécdotas e historias curiosas de antaño, entre ellas la de la embarcación "El Remedios" que fue rebautizada por su dueño con el nombre "Que Reme Dios" cuando le instaló un motor.

Compartir el artículo

stats