La música de "El Efecto Mariposa" sirvió ayer para unir dos generaciones muy alejadas en edad, pero no en sentimiento, la de los niños que forman la comunidad escolar del colegio Julia Becerra Malvar y la de los residentes de Geriatros, que se lanzaron a protagonizar un "Lipdub" que les llevó por varios puntos del casco urbano de Barrantes, entre ellos, el campo de fútbol.

El vídeo musical en playback es tan solo una de las actividades que tienen diseñadas en Geriatros para celebrar una década asentados en el municipio de Ribadumia, y una más de las que han puesto en marcha a lo largo de este año, marcadas como encuentros intergeneracionales.

Hasta el colegio de Ribadumia se desplazó una decena de residentes, que disfrutó tanto o más que los pequeños de las actividades que exigían los responsables de la grabación del Lipdub, ya que "todo lo que sea salir de la rutina habitual es algo que les encanta a los residentes, sobre todo si las actividades en cuestión se realizan con la participación de niños", explicaba ayer uno de los animadores de estas instalaciones.

La reacción de los mayores a las actividades con los más pequeños siempre ha sido muy positiva y sirve para animarles su estancia en la residencia, motivo por el cual se celebra de manera habitual.

Este encuentro intergeneracional se va a repetir durante toda la semana, ya que están diseñadas una serie de actividades con las que se pretende celebrar el décimo aniversario de la institución.

Así, para la jornada de hoy, la nota musical del Lipdub dejará paso a la segunda edición del concurso intergeneracional "A aldea Geriatros Ribadumia agocha un tesouro", un juego lúdico y educativo en el que los niños del colegio Julia Becerra Malvar tendrán que superar diversas pruebas relacionadas con algunas de las limitaciones con las que cuentan los mayores. En esta actividad está previsto que participen más de medio centenar de alumnos del colegio ribadumiense, que llegaran al centro a partir de las 11,30 horas. Por la tarde, está previsto que el protagonismo lo cobren los animales que se encuentran a cargo de la Protectora de Cambados y de la asociación educativa de animales del mundo (AEAM) que propondrán una sesión con las especies con las que cuentan.

El broche final es mañana, cuando se dan a conocer los nombres del rey y de la reina del décimo aniversario y los residentes disfrutarán de un banquete especial con diferentes autoridades. La música será una de las alternativas de la jornada en este cierre de los festejos, ya que estará presente la banda de música de la Escola Naval Militar de Marín con Carlos Manteiga.

En la actualidad, el centro que Geriatros posee en Ribadumia cuenta con 152 residentes que ocupan plazas públicas y privadas.