En el colegio cambadés de San Tomé no tienen libro de texto para la asignatura de lengua castellana, y las clases se dan con escritos diversos a partir de los cuales los alumnos hacen sus propias redacciones. El centro tenía el curso pasado un proyecto sobre los faros, y uno de sus profesores, Manuel Felpeto se ofreció a hacer un trabajo sobre el de la isla de Ons. Pero lo que fue concebido como una unidad didáctica para trabajar en el aula se convirtió finalmente en una novela juvenil ilustrada de casi 200 páginas, "El faro de corazONeS".

Manuel Felpeto, nacido en Lugo en 1976 y asentado en Cambados desde hace siete, ha escrito un texto con dos personajes: un niño que se queda en la isla de Ons porque es el hijo del farero y que ve como todos los demás se marchan tras el cierre del colegio, en el curso 1978-79; y una niña de Cambados que acude a una escuela inaugurada, precisamente, en el otoño de 1978.

Una historia en paralelo que no es solo una novela, pues conserva su espíritu original de trabajo educativo. Así, incluye desde capítulos de carácter didáctico sobre el funcionamiento de los faros hasta recetas de cocina o cartas, que pueden ser el punto de partida para trabajos en el aula.

Manuel Felpeto, que es profesor de Educación Física, y una persona muy conocida en Cambados por ser el preparador físico del Xuven de baloncesto, contactó en un primer momento tanto con la asociación PiñeirÓns como con Julio Santos Pena, un excolaborador de FARO que fue profesor en Ons.

Pero poco a poco el proyecto fue creciendo, no solo en cantidad de páginas sino también en participantes. Así, la también profesora de San Tomé Elena Silvoso (docente de Educación Infantil y pintora) realizó ilustraciones a todo color para la obra, y Elvira García, profesora de Pedagogía Terapéutica, se encargó de diseñar el volumen. "En realidad ha sido un trabajo en equipo -señala Felpeto- porque muchos otros profesores trabajaron por ejemplo en la fase de revisión".

El resultado es una novela en la que se fusionan los mundos más próximos a la torre de San Sadurniño y el faro de Ons (Felpeto ve ambos desde la ventana de su casa) y dos realidades infantiles muy diferentes por sus circunstancias.

La Diputación de Pontevedra ha colaborado económicamente con la publicación de la versión en castellano (que es la que se va a utilizar como material pedagógico en las clases de castellano del colegio de San Tomé) mientras que el Ayuntamiento de Cambados ha costeado la impresión de 200 ejemplares en gallego, que es la lengua en la que fue escrita la obra. Estos libros se distribuirán entre los centros educativos del municipio.