Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La violencia de género va en aumento

Se registraron 7.400 casos, 300 más que el año anterior »El Poder Judicial detecta un aumento de este tipo de delitos »Es la cifra más alta de los últimos ocho años

Agentes de la Policía Nacional. // Iñaki Abella

Agentes de la Policía Nacional. // Iñaki Abella

La provincia de Pontevedra cerrará el año con 7.400 casos de violencia de género, unos 300 más que los registrados el pasado año, según el balance que acaba de ofrecer el Gobierno central en el Congreso de los Diputados.

De estos 7.400 casos, que conllevan algún tipo de orden de protección o seguimiento de las víctimas, se consideran activos apenas 900 y solo en cuatro casos el caso está calificado con "riesgo alto".

La cifra manejada por el Ministerio de Justicia es la más alta de los últimos ocho años, toda vez que en 2007 se contabilizaron 962 denuncias, que pasaron a 2.443 en el ejercicio siguiente.

Ya en 2010 el balance ofrecía casi el doble de esa cantidad, para llegar a los 4.163, pero a partir de ahí se registró un notable aumento de las denuncias, de modo que en 2011 ya superaban las cinco mil, las seis mil en 2012 y las siete mil en 2013.

En la mayor parte de los casos se incorporan órdenes de protección y medidas de seguimiento que suele realizar la Policía Local.

Por su parte, la última estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) relativa al tercer trimestre de este año, referido a la violencia de género, detecta un repunte de este tipo de delitos en el partido judicial de Pontevedra, un territorio que contabiliza hasta ahora 188 delitos y 16 faltas, lo que supone una media mensual de casi 23 casos, cuando el pasado año se cerró con 19 denuncias mensuales.

Otros datos

Entre julio y septiembre, el partido judicial de Pontevedra registró 71 denuncias por supuestos delitos y cinco por faltas de violencia machista.

En la mayor parte de los casos se trataba de lesiones y malos tratos, si bien también se registró una denuncia por un delito contra la libertad sexual, otra por quebrantamiento de condena y dos por incumplir otras medidas. Una de las faltas fue por injurias.

Compartir el artículo

stats