Ha cambiado sustancialmente su imagen durante los 50 años que lleva en pie, al ser sometido a varias modificaciones con el objetivo de ampliar su capacidad y dar acogida al alumnado, pero en esencia, el colegio A Torre de A Illa, sigue siendo el mismo que se finalizó en el mes de junio de 1964. Fue en ese mes cuando se acometió el traslado de los alumnos desde la vetusta Escola de Pau (que acabaría siendo la casa consistorial y que ahora se dedica a actividades culturales) para las nuevas dependencias. Medio siglo ha pasado desde que se finalizaron las obras, 50 años en los que generaciones y generaciones de isleños se han formado en estas dependencias que ahora quieren recordar parte de la que fue su historia.

Desde hace algunas semanas, las paredes de los pasillos del colegio se encuentran cubiertas de fotografías, instantáneas que han cedido los propios alumnos que, en su mayoría, se sientan prácticamente en el mismo lugar en el que estuvieron sus padres a su misma edad. El director del centro, Carlos Lorenzo, reconoce que la exposición de fotografías "ha sido un éxito ya que reunimos muchas más de las que se encuentran en los murales de los pasillos a través de los padres de los propios alumnos".

Pero no va a ser la única actividad destinada a recordar la efemérides, ya que, a partir del próximo martes, y durante unos quince días, se va a instalar un aula que trate de rememorar la época en la que comenzó a andar el colegio. Cedido todo el material por un museo especializado, no faltarán tinteros y otros elementos que se utilizaban hace 50 años en los centros escolares y que nada tienen que ver con el material que se utiliza ahora.

A ello hay que añadir la creación de un canal en Youtube en el que se han colgado las grabaciones de muchos de los eventos que se han celebrado en el colegio durante los 50 años de existencia, sobre todo de actividades vinculadas con el teatro o la música. Todos esos vídeos han sido sometidos a un proceso de digitalización para ser colgados en la red aunque "hemos optado por tener una pequeña colección de todo lo que ha llegado a nuestras manos", explica el director del centro. Los vídeos digitalizados han corrido como la pólvora por las redes sociales en los últimos días.

En toda la recopilación de este material, Lorenzo destaca la colaboración que han mostrado los padres, pues "sin ella hubiese sido imposible poner en marcha este recopilatorio de la actividad del centro durante el medio siglo de su existencia, algo que agradecemos desde el colegio".

El actual director del centro lleva en A Illa poco más de una década, pero por ese centro han pasado como profesores el primer alcalde de la democracia del antiguo Concello de Vilanova, Sito Vázquez, o la actual edil de Educación y Medio Ambiente del ayuntamiento de A Illa, Dolores Folgar, que formó parte del cuadro de personal durante casi tres décadas, antes de la jubilación. De la actual corporación, prácticamente todos los ediles han pasado por ese colegio como alumnos, incluido el propio alcalde, Manuel Vázquez, que todavía recuerda muchas de las anécdotas de ese paso. El centro también ha sido testigo de multitud de iniciativas, como algunas de las reuniones para conseguir la construcción del puente. A ello hay que sumar la actividad de Radio Carcamán, una de las iniciativas más longevas que se ha desarrollado en el colegio y en la que se han implicado los alumnos.

Desde que abrió sus puertas ha sido sometido a importantes remodelaciones. En concreto han sido cuatro las que se han acometido, la última hace veinte años para acoger los 355 alumnos con los que cuenta en la actualidad, una de las cifras más altas de toda su historia.

Pese a esas remodelaciones, los años no han pasado en balde para el centro escolar isleño, que está pendiente de que se acometa una remodelación que ayude a modernizar las instalaciones y a solventar el problema de espacio que sufre desde hace años y que ha obligado a habilitar como aulas la ludoteca municipal y un pequeño almacén.