El colegio público Conmeniño, en el Concello de O Grove, dispone de una nueva biblioteca, después de las obras impulsadas por la concejalía de Educación, que dirige la edil conservadora Laura Besada.

En este departamento explican que se invirtieron alrededor de 5.000 euros para "retirar todo el material y el mobiliario" del viejo laboratorio.

En el suelo de esa sala se colocó tarima flotante, al tiempo que se pintaron las paredes y se efectuaron los oportunos trabajos de fontanería y carpintería. De este modo se consiguió un nuevo espacio útil destinado a biblioteca, resultando un aula "de mayor comodidad y más atractiva para el alumnado".

La sala resultante, donde los estudiantes van a disponer de una buena iluminación, "también permitirá al centro solicitar ayudas a la Consellería de Educación dentro del plan anual de apoyo a las bibliotecas escolares".

Y Laura Besada espeta que "una vez concluidas las obras el centro dividirá el nuevo espacio en zona de gestión y área de proyección para charlas, exposiciones y actividades de grupo. Además será posible colocar mesas con consulta informática y acceso a Internet, así como crear áreas de estudio y de lectura.