La tala de árboles ejecutada a las puertas de la casa consistorial de Pontecesures indigna a la oposición. El independiente Luis Sabariz denuncia los hechos y explica que se trata de plantas "con más de 30 años de vida que tienen su historia y estuvieron siempre ligadas a este edificio inaugurado en Pontecesures en 1974". Reconoce que "alguno estaba afectando al muro de cierre del parque infantil Vicente Moure, pero talaron también otros situados a una distancia considerable; ni siquiera era necesario cortar el más próximo al muro, pues es de ladrillo y con una obra pequeña de albañilería en el tramo afectado se pudo reconstruir salvando al árbol con una mínima afectación en su raíz". El concejal exige explicaciones por lo que considera "una salvajada" que, además, "por la estación del año en la que estamos machacó los numerosos nidos de aves que había".