Concello y Cofradía de A Illa, así como un arqueólogo y representantes del colectivo "Pandulleiros" se reunieron ayer con responsables de la Consellería de Medio Ambiente a nivel provincial para reclamar medidas de vigilancia durante el verano para el islote. El pósito isleño colocó la pasada semana las boyas que delimitan el perímetro al que no pueden acceder embarcaciones a motor pero creen que es necesario que sea el personal de Medio Ambiente el que controle los accesos al islote, algo que Medio Ambiente se compromete a estudiar, e incluso, de ser necesario, recurrir a la Guardia Civil. El pósito tiene un gran interés en proteger esta zona, sobre todo después del plan de regeneración del banco marisquero que se ha aplicado en los últimos meses, que permitió la siembra de gran cantidad de almeja.

También se le hizo ver a los responsables de Medio Ambiente en la provincia el "error" que se comete en el Plan Director que impulsa la Consellería para proteger los espacios naturales. En este plan, el islote figura con una protección mínima, pese a que el Concello de A Illa alegó para que contase con los niveles máximos, algo que fue descartado por la Consellería. Desde el Concellos se considera que se está incurriendo en una grave equivocación y esperan que se modifique.

En lo que respecta a la riqueza arqueológica de Areoso, en la reunión se hizo hincapié en el daño que están causando no solo las mareas, sino la gran cantidad de turistas que, cada año, visitan el islote, al "arrasar" con algunas de las localizaciones arqueológicas. Por este motivo, entienden que debe buscarse la manera de protegerlas.

Casi un año después de poner en marcha un proyecto para analizar los efectos de la erosión en el yacimiento arqueológico del islote Areoso, en A Illa de Arousa, el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad británica de Durham han lanzado una iniciativa en la que se pretende implicar a todos los vecinos y visitantes de ese lugar. Esa iniciativa pasa por aportar fotografías anteriores al mes de septiembre del pasado año que ayuden a demostrar los efectos que está provocando la erosión tanto en el yacimiento megalítico que ocultan las arenas de Areoso, como en el espacio natural del islote, que ha visto modificado, de forma considerable, su aspecto en los últimos años.

La iniciativa, que se dirige al público en general apelando a su colaboración, se articula en torno a cuatro soportes: blog (http://guidoirodixital.wordpress.com/), Historypin (http://www.historypin.com/channels/view/54782/#!photos/list/), Facebook (https://www.facebook.com/guidoirodixital?ref=hl) y Google + (https://plus.google.com/118411261666364325005/posts?tab=XX), a los que se suma el correo electrónico guidoirodixital@gmail.com.

El arqueólogo Elías López-Romero, de la Universidad de Durham explica que "lo que se pretende es promover la recuperación de información científica del islote, por eso pedimos que la gente que haya visitado Areoso y cuente con material gráfico lo aporte a través de estos canales; necesitamos para el trabajo que la información con la que trabajemos sea los más detallada posible y obtener una secuencia temporal más amplia".

Además, a través de la puesta en marcha de estos soportes, pretenden canalizar el interés público que ha despertado la erosión de Areoso y fomentar la divulgación científica y concienciación sobre la destrucción del patrimonio litoral, del que Areoso es un claro ejemplo.

Desde que comenzó el proyecto de intervenciones arqueológicas con técnicas no agresivas en Areoso, se han llevado a cabo dos salidas. La primera de ellas tuvo lugar el 25 de septiembre de 2013 y la segunda el 10 de marzo de este mismo año. En ambas se tomaron fotografías y datos topográficos para realizar un seguimiento de la evolución de la erosión de los yacimientos arqueológicos del islote. En la salida de marzo se llevó a cabo, además, un registro tridimensional de los principales yacimientos por medio de un escáner láser 3D. En esta iniciativa que se pone ahora en marcha también participan Alejandro Güimil-Fariña (arqueólogo especialista en tecnologías geoespaciales y antiguo miembro del Laboratorio de Patrimonio, Paleoambiente y Paisaje de la USC) y Xosé Ignacio Vilaseco Vázquez (Grupo de Estudos para a Prehistoria no Noroeste peninsular, también de la USC).

Los ocho meses de control que han realizado los técnicos han coincidido con una etapa de temporales muy intensos en Galicia, lo que ha ayudado a que la erosión "haya avanzado a un ritmo muy importante". La próxima intervención está prevista para inicios del próximo mes de septiembre. Se trata de la tercera y última relacionada con el proyecto y con todos los datos recogidos durante todo este tiempo, al que se sumará el que aporte el público en general, se van a elaborar modelos tridimensionales que permitirán realizar comparaciones que determinen con precisión el grado de deterioro del conjunto", explica la arqueóloga del CSIC Patricia Mañana -Borrazás.

La intervención que realiza el CSIC en Areoso tiene lugar más de dos décadas después de los últimos trabajos arqueológicos que tuvieron lugar en el islote. En aquella ocasión, los trabajos fueron dirigidos por el arqueólogo Manuel Rey y sirvieron para descubrir y catalogar una serie de mámoas, alguna de las cuales se encuentra seriamente dañada o prácticamente desaparecida en la actualidad. Desde que se realizaron esos trabajos, la erosión del mar no ha dejado de sacar a la luz restos arqueológicos, que van desde una nueva mámoa sin catalogar, hasta una serie de huesos que podrían ser humanos y que corren un serio riesgo de perderse por el efecto de las mareas y la presión turística que sufre el islote desde hace años.