Tres ciudadanos rumanos afincados en Meaño fueron detenidos por la Guardia Civil como presuntos autores de al menos dos robos con fuerza denunciados en Caldas de Reis y Moaña. Se trata de M.C., AI.E. y BD.G., de 24, 25 y 26 años, respectivamente.

El primer arresto se produjo el domingo, cuando agentes del puesto de Sanxenxo detuvieron a la mujer M.C. como propietaria de un Peugeot 306 que supuestamente fue visto en las inmediaciones de una nave industrial de Barro. La Guardia Civil señala en un comunicado que el vehículo fue visto por el propietario de la nave, que acudió a la misma tras recibir el aviso de que había saltado la alarma.

Al llegar vio, además del coche de los presuntos ladrones, que le habían hecho un butrón en una de las paredes, y que en el exterior había amontonada chatarra de cobre. Así, la aparición del hombre habría frustrado el robo.

A raíz del arresto de la mujer, en la madrugada del día siguiente se procedió a la detención de los otros dos individuos "cuando abandonaban la provincia en taxi", según el informe policial. En el arresto se les habrían intervenido diferentes efectos supuestamente robados, por lo que se procedió a su traslado al cuartel de la Guardia Civil de Sanxenxo.

Según la Comandancia, en el transcurso de las investigaciones se constató que parte de los efectos intervenidos a los dos jóvenes rumanos procedían del robo con fuerza perpetrado en una vivienda de Moaña, ocurrido el 18 de abril pasado. Se les atribuye igualmente otro robo, que se habría producido el 2 de abril en una gasolinera de Caldas de Reis. Así las cosas, las tres personas fueron puestas a disposición del juzgado de instrucción número 3 de Cambados, cuyo titular ordenó la libertad provisional de los tres imputados.

De todos modos, las investigaciones continúan abiertas, por lo que la Guardia Civil no descarta relacionar a estos tres detenidos con otros hechos similares. Hace 10 días la Guardia Civil arrestó a otros dos ciudadanos rumanos por el supuesto robo de 7.500 euros, que habrían extraído de una caja fuerte que sacaron del inmueble por una ventana de la cubierta.