La falta de medios económicos podría terminar con las fiestas de Carril. Los actos religiosos están garantizados, pero no ocurre lo mismo con las verbenas y el alumbrado, que ya se han caído de los festejos patronales, los de Santiago Apóstol. Y no serán lo únicos. El patrón mayor carrilexo, Fernando Franco, ve "complicado" poder mantener la programación lúdica de las fiestas del Carmen que organiza la cofradía. ¿El motivo? Puramente económico. Franco alude a las nefastas consecuencias de las riadas en el sector -provocando una mortandad de marisco cercana al 100% en la desembocadura del Ulla- y a la incertidumbre sobre el equipo que tomará las riendas del pósito tras las esperadas elecciones del 28 de junio. Este tándem ha provocado que las fiestas del Carmen probablemente vayan a reducirse a la mínima expresión.

Fernando Franco admite que va a ser muy difícil hacer la verbena. Por ahora no está definido la programación de las fiestas, pero de no haber novedades, "se harán cosas más modestas".

Con todo, el patrón no sabe con certeza si cuando Carril festeje a la patrona de los marineros el 16 de julio él seguirá en el cargo, pues ni confirma ni desmiente si va a volver a optar a él. En su entorno comentan que está muy cansado de estar al frente de la cofradía.

El pósito de Carril se encarga de organizar las fiestas del Carmen, pero también apoya las demás que se celebran en la localidad, como las de Santiago Apóstol y las de San Fidel. Tal y como están las cosas, Fernando Franco ya adelanta que la aportación del pósito a esos festejos va a reducirse, aunque aclara que "este no es el problema" de que la verbena de Santiago Apóstol vaya a anularse, sino que la clave radica en la falta de personas implicadas en organizar las fiestas. El presidente de la comisión, José Manuel Longa, se ha quedado solo, y no tiene con quién recorrer las casas de los vecinos para recaudar fondos. Por tanto si no consigue colaboradores dispuestos a pedir por los domicilios, las verbenas se quedarán fuera de la programación. El patrón mayor asegura que por ahora nadie de la comisión de Santiago Apóstol se ha puesto en contacto con él.

Carril vive del mar, y las riadas han causado graves perjuicios en el pueblo. Los vecinos y los negocios ya no pueden colaborar económicamente como lo hacían antaño.

Ya el año pasado la comisión de fiestas de San Fidel optó por realizar actividades menos costosas y prescindir de las verbenas. Este verano parece que Carril se quedará sin ninguna, pues por ahora no hay dinero ni para la de Santiago Apóstol ni para la del Carmen.