Un vecino de Ardia puso en conocimiento de la Guardia Civil la presencia de dos pastores alemanes y dos crías que habían desaparecido 24 horas antes en la zona de Siradella.