Una vez concluida la visita guiada por los responsables de Fundiciones Rey por la factoría, su gerente, Luis Rey, hizo una breve referencia a cómo la empresa había logrado superar la crisis. "Pasamos por un Expediente de Regulación de Empleo de cuatro meses de duración en 2010 y lo superamos fabricando buenas piezas", afirmó. Rey detalló que uno de los secretos de la fundición ha sido apostar en mayor medida por las exportaciones y, principalmente, por las piezas de maquinaria-herramienta. Y es que, hasta fechas recientes, la empresa se había especializado casi en exclusiva en material para la industria naval y la minería. La salud económica de Fundiciones Rey, ahora que cumple 70 años de existencia en Vilagarcía, parece a prueba de crisis, tal y como indica su gerente, que asegura que "en los dos últimos años nuestra facturación ha sido idéntica", próxima en ambos casos a los cinco millones de euros por ejercicio.