Pep de Arcos, Eduardo de Juana, Roberto González, Albert Cama y Felipe González destacan desde SEO/BirdLife que los temporales registrados este invierno fueron "excepcionales en cuanto a frecuencia e intensidad combinadas", lo cual hizo que "el oleaje mensual medio registrado en los tres primeros meses de 2014 supere cualquier otro promedio mensual en prácticamente todo el frente costero del norte peninsular desde, por lo menos, 1995".

A la intensidad de los temporales en Galicia y el Cantábrico hay que sumar las inundaciones de Gran Bretaña y la "ola de frío excepcional" del continente americano.

Condiciones anómalas

En SEO/BirdLife consideran que "estas anomalías parecen interrelacionadas, y se explicarían por unas condiciones anómalas en la circulación de vientos a nivel de la estratosfera".

Esto lleva a los expertos antes aludidos a sentenciar que "si bien no puede descartarse como un episodio extremo dentro de la variabilidad climática de la región, la intensificación de fenómenos como los que hemos sufrido este invierno concuerda con los efectos esperados del cambio climático".