La comisión municipal de Cuca apoyará de forma unánime a las trabajadoras de la conservera en la manifestación que estas han convocado para el día 11 de abril y que se celebrará en Vilagarcía. Además, gobierno y oposición locales elaborarán un escrito conjunto en el que secundarán las demandas de estas mujeres y exigirán el cumplimiento de la sentencia judicial a la firma Garavilla.

Cabe recordar que ésta esgrime que ya la ha hecho cumplir, haciendo que las trabajadoras fichen y se cambien en Vilaxoán todas las mañanas y desplazándolas gratuitamente y en horario laboral a la nave de Isabel, en O Grove.

La comisión, compuesta por los portavoces de PP, PSOE, BNG y EU, además del propio alcalde, Tomás Fole, se reunió en la tarde de ayer para valorar toda la información recabada desde que se reunieron con las trabajadoras hasta su reciente visita a la factoría de O Castelete.

En el encuentro, tanto los ediles de la oposición como Fole y la portavoz popular, Rocío Llovo, se mostraron de acuerdo a la hora de redactar un comunicado conjunto que manifieste que el Concello de Vilagarcía está del lado de las trabajadoras de Cuca a la hora de hacer cumplir la sentencia judicial. También acordaron unánimemente acudir a la manifestación del 11 de abril.

El contenido del comunicado y quién asistirá al acto del mes que viene está por decidir en los próximos días, después de que los ediles de la oposición reciban el borrador elaborado por el gobierno local.

La portavoz socialista, Tania García, destacó el "buen entendimiento" entre los distintos partidos durante la reunión de ayer y recordó que la decisión que tomó la comisión "fue la demanda que la oposición ha hecho desde el principio. El alcalde debió haberse unido hace meses, pero nunca es tarde para hacerlo".

María Villaronga, del BNG, reiteró su "apoyo a las trabajadoras y la apuesta por el empleo en Vilagarcía" y consideró que un rechazo por parte del gobierno a unirse a la manifestación "non sería comprensible teniendo en cuenta la sentencia judicial existente".

Concentración en Carril

Ayer también tuvo lugar el enésimo acto de las trabajadoras de Cuca en defensa de sus reclamaciones y para exigir premura a la juez. Un grupo de mujeres se concentró ayer ante la delegación de la Consellería de Mar en Carril a la salida del trabajo. En esta ocasión fueron menos empleadas que la semana pasada y echaron menos tiempo, ya que el edificio de la Xunta trabaja hasta las 15 horas y después el lugar queda vacío. Durante todo lo que resta de semana, seguirán ocupando el mismo espacio con sus cánticos en defensa de la vuelta al trabajo en Vilaxoán y con su pancarta a la vista de todos los conductores que pasen por delante de la delegación de Mar.

Tanto ellas como los responsables de Garavilla tienen cita con la juez el 30 de abril para que dictamine su decisión final sobre este conflicto.