Tres emprendedoras abrirán a principios de abril en Vilagarcía la que será la primera oficina de "coworking" de O Salnés. Se ubicará en un doble piso de la calle Méndez Núñez, muy cerca de A Baldosa y la alameda de A Mariña, y está abierta a autónomos, profesionales, emprendedores y pequeñas empresas que necesiten un local equipado en el que trabajar o celebrar reuniones.

Las promotoras son Susana Loroño Mondragón, Ana Yolanda Baños López y Raquel Prol Rodríguez. Las dos primeras son de Vilagarcía y pasan de los 40 años, mientras que Raquel Prol nació en Madrid -aunque vive en la capital arousana desde hace un lustro- y tiene 30 años. Para abrir el "coworking" se han constituido en cooperativa, y le han puesto de nombre "Dálle que Dálle", con el que quieren reflejar "la constancia necesaria a la hora de emprender algo y hacerlo funcionar", en palabras de Raquel Prol. El logotipo y marca comercial de la oficina será, sin embargo, "Dalleqdalle".

Los "coworking" son oficinas abiertas a autónomos o pequeñas empresas que carecen de un local dotado con equipos informáticos listos para trabajar, celebrar cursos de formación o reunirse con sus clientes. Además, tienen la ventaja de que los usuarios, al compartir un espacio común, pueden beneficiarse de las sinergias comerciales o de la experiencia de los demás.

Se trata de una fórmula que se está extendiendo en los dos últimos años. En Vigo y Pontevedra hay un par de ellos, en Santiago abrió uno hace poco, y el de Vilagarcía será el primero de O Salnés. Yolanda Baños sostiene que "el público al que nos dirigimos es amplio: autónomos, freelances, pequeñas empresas... Toda persona que necesite un espacio donde desarrollar sus proyectos puede acudir a nuestra oficina. Incluso una persona de negocios de fuera que esté de vacaciones aquí y que necesite dedicar unas horas al día a su trabajo puede acudir aquí. Además, al estar compartiendo un mismo espacio se podrán aprovechar de las relaciones sociales y los conocimientos de los demás usuarios".

Dálle que dálle se constituyó formalmente en cooperativa esta misma semana, y Susana Loroño afirma que "en la notaría nos dijeron que es la primera cooperativa que se constituye en Vilagarcía en los últimos ocho años".

Susana Loroño y Yolanda Baños se conocieron en el Obradoiro de Emprego Vista Alegre I, celebrado en Vilagarcía en 2013. Formaron parte del módulo de dinamización y gestión cultural, y en los últimos meses de la actividad empezaron a hablar de la posibilidad de crear juntas una empresa. Fue Loroño quien pensó en el "coworking", y poco después se enteró de que dos mujeres habían abierto uno en Pontevedra. "Eso fue por el mes de abril del año pasado, y fui a hablar con ellas. Nosotras nos dimos un tiempo para pensarlo, y después del verano fue cuando decidimos ir adelante y nos dijimos que Vilagarcía también necesitaba un "coworking".

En el proceso han contado con el apoyo técnico y logístico del Departamento Integrado de Formación e Emprego (DIFE) y, en las fases más avanzadas, de Juan Gómez, de Xedega, que es una consultora especializada en servicios a cooperativas.