Con más de medio millar de hectáreas, la comunidad de montes de San Salvador de Meis es una de las más grandes de la comarca de O Salnés y no necesita aliarse con ninguna otra entidad para solicitar este tipo de ayudas con las que mantener el monte limpio. Peregrina Martínez, la presidenta de la comunidad de montes, reconoce que van a presentar una propuesta tanto para aquellas que puedan referirse a prevención de incendios como a las que sirvan para mejorar las pistas forestales.

De todas formas, la principal preocupación de la comunidad de montes de San Salvador pasa por otro tipo de iniciativa en la que la Xunta está mostrando una lentitud exasperante: el diseño de un plan de ordenación del monte. Desde que caducó el anterior, Martínez reconoce que "poca o ninguna colaboración hemos encontrado por parte de la Xunta para sacar adelante un plan de ordenación del monte adecuado, que nos permita organizar de manera racional su explotación".

Desde la entidad se critica bastante la actitud de la Xunta a este respecto, ya que "en los últimos cuatro años apenas hemos encontrado colaboración a la hora de proteger los montes comunales, todo han sido pegas y más pegas, y si sobrevivimos es gracias a los propios recursos que ha generado la comunidad de montes". Por eso pide un cambio de actitud en este sentido, sobre todo si desde la Xunta existe intención de valorizar los montes y evitar que acaben siendo pasto de las llamas.