Coincidiendo con el décimo aniversario de la plantación del viñedo de investigación Pé Redondo, las bodegas Martín Códax organizaron ayer unas jornadas de vitivinicultura con el objetivo de realizar un balance del trabajo realizado en los últimos diez años en pro del conocimiento del albariño. El director de las bodegas, Juan Vázquez, fue el encargado de abrir el acto y transmitir los resultados de la investigación Pé Redondo. "Se trata de una serie de proyectos llevados a cabo por las bodegas para profundizar más en el conocimiento del albariño y que permita a los viticultores vivir de los viñedos y dejar esa riqueza a las futuras generaciones", explicó Vázquez Gancedo.

Además, la conferencia supuso un repaso por las principales diferencias encontradas en la composición aromática y fenólica en la uva procedente de los viñedos de O Salnés gracias al estudio realizado por la propia bodega. Se destacó también el proyecto iniciado en 2012 que emplea herramientas de teledetección para clasificar la vendimia en función del potencial enológico de cada viñedo. Como cierre al acto, tuvo lugar una mesa redonda donde los expertos debatieron sobre los retos a los que se enfrenta la viticultura en el futuro.